martes 27 de octubre de 2020 - Edición Nº999
Frente de Organizaciones en Lucha » Género » 15 jul 2020

derechos

A 10 años de la aprobación de la Ley de Matrimonio Igualitario en Argentina

Se cumplen 10 años de la sanción de la Ley 26.618 de Matrimonio Igualitario. El 15 de julio de 2010, Argentina se convertía en el primer país de América Latina en reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo. Más allá de los debates de la institucionalización de nuestro amor, es un derecho alcanzado a través de la lucha.


Por:
Trans Tortas de Barrio FOL

"Matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer. Si hoy decimos que personas del mismo sexo podrán contraer matrimonio, mañana podremos permitir el matrimonio entre tres o cuatro personas, entre hermanos o entre un mayor y un menor si se aman y hay consentimiento. No sé si estamos preparados para todo esto". (Cyntia Hotton, ex diputada por Valores para mi País)

En mayo de 2010, Hotton, representante del autodenominado sector “provida” que se opone a la despenalización del aborto, a la implementación de la educación sexual integral y a ampliar derechos para la comunidad LGBTIQ+, emitía esa opinión en el debate que se estaba dando en la Cámara de Diputados. Allí, con 125 votos a favor, 109 en contra, 4 abstenciones y 16 ausentes el  proyecto de Ley de Matrimonio Igualitario obtuvo media sanción.

Faltaba que el  Senado lo aprobara y se lograra la tan ansiada Ley 26.618. Y ocurrió el 15 de julio de ese año. En la cámara alta, la ley tuvo 33 votos a favor, 27 en contra, 3 abstenciones y hubo 9 ausentes.

Fueron más de 15 horas de debate entre discursos auspiciosos y otros totalmente retrógrados, basados en el odio, la ignorancia y falta de respeto a nuestras existencias. Adentro, los argumentos arcaicos ardían. Afuera, el frío congelaba hasta a les mas entusiastas.   

La plaza frente al Congreso convocó a gran parte de la militancia y activismo LGBTIQ+, que esperó la sanción con ansiedad, con angustia, pero que deliró de alegría la proclamación de los derechos. El festejo terminó en el Obelisco.

Más allá de los debates de la institucionalización de nuestro amor, es un derecho alcanzado a través de la lucha y  es una herramienta para el reconocimiento de nuestros vínculos, para poder adoptar, maternar, paternar, etc.

Muchos años antes, los espacios organizados de la comunidad buscaron a través de proyectos como la Unión Civil, acceder a los derechos básicos. Gracias a las movilizaciones, salir a la calle, manifestarse en los medios de comunicación y trabajar arduamente se logró un paso en el camino contra la discriminación. 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS