sábado 04 de julio de 2020 - Edición Nº884
Frente de Organizaciones en Lucha » Novedades » 29 jun 2020

Ingresos de hambre

Sobrevivir a la pandemia con 100 pesos por día

Desde que comenzó la cuarentena los sectores de la economía informal recibieron un solo pago del IFE. Recién la semana pasada empezaron a cobrar la segunda tanda quienes son beneficiarias de la AUH.  


Desde que comenzó el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio el 20 de marzo pasaron 100 días. Desde aquel momento hasta ahora, miles de personas que trabajan de manera informal o que no están registradas tuvieron que sobrevivir con los 10 mil pesos del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y la comida que brindan los comedores barriales.

Changarines, cartoneros/as, prostitutas o trabajadoras sexuales, empleadas domésticas no registradas, cooperativistas, vendedores/as ambulantes, cuidadoras no registradas, trabajadores de la construcción en negro, entre otros rubros y miles de personas que se quedaron desempleadas tuvieron que recurrir al IFE para al menos tener un ingreso durante la cuarentena.

Cabe recordar que ese subsidio se otorga a una sola persona por grupo familiar y es incompatible con el programa de empleo Potenciar Trabajo que recibe 8500 pesos mensuales y que en estos 100 días de cuarentena recibió un bono de 3 mil pesos. Recién la semana pasada comenzaron a cobrar la segunda tanda quienes son beneficiarias de la Asignación Universal por Hijo (AUH), y a su vez también se pagó la segunda tanda del bono para los programas de empleo.

 

Entonces ¿Qué se puede comprar con 100 pesos por día?

  • Ejemplo 1: Familia de dos personas adultas y dos niños/as. Donde el único ingreso es el IFE.

Si se buscan los precios más económicos del mercado, un paquete de 500 gramos de spaghetti está alrededor de 33 pesos y una salsa de tomate 55 pesos, por lo cual alcanzaría justo para una sola comida (escasa) al día y no daría margen ni para comprar una rodaja de pan.  

Esta familia tendría que esperar recién al siguiente día para comprar 1 litro de leche que está alrededor de 55 pesos y podría agregar 1 litro de lavandina de 45 pesos. Ese día no habría comida, salvo que consigan una vianda en algún comedor. A la siguiente jornada podría adquirir tan solo un paquete de yerba a 100 pesos.

Para un almuerzo con pollo necesitarían 2 kg mínimo. Si se tiene en cuenta que el kilo esta 88 pesos, no habría forma de que puedan acceder a él. Mucho menos comprar 1 kilo de carne picada que está 350 pesos, o 1 kg de asado de tira que está a 249 pesos.

 

  • Ejemplo 2: Familia de dos personas adultas y dos niños/as. Con el ingreso de un IFE más la Asignación Universal por Hijo. Total de ingresos: 16.584 pesos.

El total de ingresos de esta unidad familiar sería de 16.584 pesos, lo que daría como resultado que desde que comenzó la cuarentena tuvieron para gastar 165 pesos por día. Se puede deducir que lo que alcanzan a comprar no es mucho más significativo que el caso anterior. A su vez, si tuvieran más hijos/as serían más personas para alimentar, por lo que la escases seguiría siendo la misma.

 

  • Ejemplo 3: Familia de cuatro integrantes, donde un adulto cobró IFE y el otro Potenciar Trabajo + Bono de 3 mil.

El total de ingresos de esta unidad familiar fue de 21.500 pesos, lo que significan 215 pesos por día. Siendo el “mejor” de los casos, siguen sin llegar a comprar 1 kg de asado de tira, lo cual tampoco les alcanzaría ni para una sola comida.

Hay que destacar que un gran número de las personas que son beneficiarias de Potenciar Trabajo están organizadas en movimientos sociales y son quienes a diario sostienen los comedores que abastecen a cientos de vecinos y vecinas. Por lo tanto estas personas se encuentran más expuestas a contagiarse el virus y lo hacen por un salario que está por debajo del nivel de indigencia.

El último informe elaborado por la junta interna de ATE INDEC estimó que en marzo una familia de las características antes nombradas necesitó 21.660 pesos para adquirir la Canasta Básica Alimentaria y 44.354 pesos para otros bienes y servicios, lo cual da un total de 66 mil pesos por mes.

A estas cifras poco alentadoras se le suma que el último anuncio de Alberto Fernández determinó que la tercera tanda del IFE se abonará solo en las zonas más golpeadas por la crisis, por lo cual dejarían a gran parte del país sin el subsidio. Mientras que tampoco se ha solucionado al aprovisionamiento de mercadería a los comedores, debido a la puja con las empresas que pretenden vender con sobreprecios.

 

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS