martes 29 de septiembre de 2020 - Edición Nº971
Frente de Organizaciones en Lucha » Género » 28 jun 2020

JUNIO ARDE ROJO Y MULTICOLOR

Maite vive en nuestros corazones como una llama de unidad y de lucha

Maite Amaya, luchadora, poderosa de la palabra, se nos fue el 13 de junio de 2017. La Maite, llama tenaz del piquete hasta la reconquista de lo que siempre ha sido nuestro, en lucha sin tregua contra los de arriba. En este junio, que arde rojo y multicolor la recordamos, es bandera de unidad clasista contra todas las formas de opresión, bandera con la que elegimos recordarla para las luchas del presente.


Por:
FOL Córdoba

Numerosas son las luchas que compartimos junto a la Maite aquí en Córdoba. Y difícil es recordarla sin el fuego de esas luchas y del piquete en comisarías, rutas o supermercados. Ya desde los comienzos de la construcción del FOL Córdoba, articulamos con la Maite que había empezado con sus compas a construir la FOB hacia unos años, luego de varios años de militancia trans y libertaria en torno a la Casa Caracol. Casa que desde hacía tiempo le venía abriendo la puerta a múltiples iniciativas de lucha. Sin embargo, veníamos encontrándonos en las calles muchos años antes, en muchísimas luchas, contra los cospelazos, contra la represión policial, contra el ajuste a la educación y la salud… incontables jornadas de bloqueo a comisarías para liberar compas detenides en jornadas de protesta o en situaciones de abuso de autoridad nos habían encontrado compartiendo el fuego en las calles.

Recordamos incluso en el año 2010 compartir largas jornadas de lucha en las inmensas asambleas estudiantiles en el estudiantazo. Allí también estaba la Maite, defendiendo en esas luchas no solo el derecho de les hijos de los sectores obreros y populares a acceder a la universidad, sino también el derecho de las trans a ingresar, permanecer y egresar de los claustros universitarios, con todo lo que eso implicaba porque en ese entonces no se hablaba de cupo laboral trans. Si ahora las disidencias siguen padeciendo enormes miserias por la exclusión de este sistema patriarcal que las condena a la pobreza, hace diez años esto apenas era denunciado por algunas pocas valientes, Maite entre ellas.

Fueron muchos años de compartir la lucha en todos los frentes y después la lucha específicamente piquetera. De ella nos queda el vivo ejemplo de su militancia, la solidez al identificar siempre al enemigo del pueblo: el capitalismo y el patriarcado. El desprecio por la charlatanería de los distintos gobiernos, la tenaz insistencia que para que algo cambie tenemos que cambiarlo todo y dar vuelta este sistema podrido. La claridad de que lo que los nos corresponde como clase es ir por todo y no conformarnos con migajas circunstanciales, y sobre todas las cosas, la tenaz insistencia en que la única forma de avanzar para nuestra clase, es en unidad con todos los sectores en lucha, ocupades, desocupades, estudiantes, las mujeres y las disidencias y todos y todas aquellas que estuvieran defendiendo en su lucha la causa justa de nuestros pueblos contra la miseria, la explotación, la represión y todas las formas de opresión.

Libertaria, clasista, antipatriarcal, la Maite vive en nuestros corazones como una llama de unidad, de lucha y de generosa solidaridad de los y las de abajo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS