martes 27 de octubre de 2020 - Edición Nº999
Frente de Organizaciones en Lucha » Trabajo » 29 abr 2020

sin respuesta del gobierno

Trabajadorxs golondrinas de Río Negro varadxs en Mendoza

Se terminó el tiempo de cosecha en Mendoza y debido a la pandemia de COVID-19, las y los trabajadores golondrinas no pueden regresar a sus hogares. Desde distintos puntos del país centenas de personas llegaron a la provincia de Mendoza y hoy no pueden retornar.


Cada año, cientos de trabajadores y trabajadoras se movilizan de provincia en provincia, buscando sostener a sus familias con diversos trabajos en el campo, en su mayoría participando de las cosechas.

 En esta oportunidad, la cuarentena obligatoria por la pandemia ha trastocado en gran forma la vida de esas personas. Muchas de ellas provenientes de Río Negro quedaron varadas en Mendoza y no tienen forma de regresar a sus casas, debido a la escasa información del estado y la irresponsabilidad empresarial.

Marina, militante del FOL de Río Negro, relató la situación por la que están atravesando, las y los trabajadores de esa provincia, que son parte de la organización.

“Es indignante las  vueltas que nos están dando desde el gobierno para resolver en este contexto. Por distintos canales nacionales que nos dicen que hagamos declaraciones juradas por teléfono, WhatsApp, mail, hemos mandado ya, usado todas las opciones y no hay respuesta.

Estas compañeras y compañeros  se fueron por trabajo a otra provincia. Mendoza y Río Negro son dos provincias que albergan cientos de trabadores de noviembre hasta marzo, por las distintas cosechas que arrancan con la cereza y terminan con la uva, la viña es la que más tarde se hace. Y en relación a eso, esta cosecha en particular en Mendoza se dio en el marco de la pandemia del coronavirus. Estaba también la cosecha de la manzana que se viene retrasando año a año, antes era en enero, pasó a febrero, y ahora se está cosechando directamente en marzo.  

En torno a la responsabilidad de quienes les contratan, Marina explica que “a muchos nos les han pagado lo que le habían prometido por mes, un sueldo de 12 mil pesos, de los cuales les cobran 7 mil para venirse de regreso. Entonces, todo lo que había quedado pactado de sueldo con la patronal o los propietarios de los campos termina siendo ínfimo y se termina gastando lo que laburaron  en poder volverse.”

El aislamiento pone en evidencia, por otra parte, “la decadencia del sistema de salud, que agrava aún más la situación”. Y en lo que respecta a una solución, “el estado no da respuesta ni ayuda económica en esa paga de pasajes para que puedan  volver a sus provincias y es algo que genera mucha angustia. Ya pagar 3500 peso,  que habíamos conseguido de un subsidio de Mendoza, era mucho porque el pasaje convencional. Si  no estuviera esta situación  seria de 2mil”.

Para concluir, Marina comenta con tristeza que “las familias de Cinco Saltos, en especial del Arroyón, dejan a sus hijxs con hermanas, con tías, con familiares, y hay pequeñitxs  que esperan a sus padres que se fueron a hacer la cosecha de un mes a Mendoza.”  

La situación es difundida por varias organizaciones y piden a los medios de comunicación que se hagan eco de esta realidad que padecen las y los "golondrinas", uno de los sectores más precarizados en el ámbito del trabajo. 

 

Para comunicarse:

Contacto Mendoza: 261-5128380

Contacto Rio Negro: 299-4159725

 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS