sábado 24 de octubre de 2020 - Edición Nº996
Frente de Organizaciones en Lucha » Opinión » 24 abr 2020

Se contagió una compañera y comienzan a verse los peligros de la inacción del Estado

En la Villa 31 de Capital Federal dio positivo una compañera de uno de nuestras asambleas. La falta de protocolo por parte del Ministerio de Salud ante brotes en comedores comunitarios, hizo que la organización tenga que ponerse al frente de la situación y autogestionarse su propio protocolo.


Por:
Federico, militante del FOL CABA

 

Sabíamos que el virus estaba al caer en nuestros espacios, por la misma lógica expansiva que tiene. No imaginábamos lo que significaría cuando pase. En la 31, nuestra compañera fue la segunda contagiada de todo el barrio, apenas un día después de la primera vecina confirmada. Es una referenta, así que imaginarán lo activa que estaba en el comedor, iba casi todos los días y tuvo contacto con muchas compañeras que se acercaban al comedor a buscar su plato de comida.

Lo primero que hicimos fue hacer listado de todas las compas que tuvieron contacto estrecho con ella, es decir, que compartieron con ella varias horas, a su lado, durante los últimos días. Todas ellas tuvieron que entrar inmediatamente en aislamiento con sus familias. Nos empezaron a entrar las dudas, los miedos. Y al día siguiente el comedor tenía que seguir funcionando, al fin y al cabo, más de cien familias dependen de él para poder comer.

Por Whatsapp nos fuimos acomodando, luego fuimos temprano a limpiar y pensamos que medidas tenemos que tomar. La organización es fundamental. Fuimos ganando aplomo, confianza de que de esta salimos todes juntes. Al fin y al cabo, el comedor se llama “Luchadoras Unidas” por algo. El problema fue el Estado.

Desde el principio entramos en contacto con los funcionarios que deberían estar preparados y capacitados para hacer frente a este tipo de situaciones. Puro humo. Sin protocolo en mano, solo se limitaron a levantar el pulgar ante cada medida que tomábamos nosotres. Prometieron ayuda alimenticia y sanitaria a las familias aisladas, colaboración para entregarles la comida en sus casas, testeos para todas ellas, cuadrilla de limpieza para el comedor. Hoy ya van 4 días desde que estalló esta situación y ¿qué creen que cumplieron?… nada. Ni siquiera un llamado a estas compañeras, un gesto, nada.

Somos la organización popular la que les garantiza a estas compañeras sus alimentos, los elementos de limpieza para sus casas, sumado a la contención emocional, que no es menor. Hoy exigimos por medio de un comunicado público que se atienda la situación, que esto recién empieza y el Estado tiene que estar presente para contenerlo con todos sus recursos. Ahora sí se preocuparon, nos llamaron… pero aun nada concreto a las compañeras aisladas.

Por suerte todas están bien, sin síntomas, incluida la compa contagiada y su familia. Estamos bien organizades y con la confianza que vamos a superar esta nueva prueba. Con la convicción de que la organización popular es la única solución posible contra las miserias de este sistema que nos precariza cada vez más, por más que se sigan llenando la boca con la palabra pueblo, inclusión, todos y todas. Para nosotres, la única salida posible a esta crisis es colectiva y por medio de la organización y la lucha.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS