jueves 29 de octubre de 2020 - Edición Nº1001
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 3 abr 2020

Crisis alimentaria

Solidaridad de clase: Reparto de mercadería para quienes no tienen ingresos

Durante el día de hoy, en La Plata, compañeras del FOL decidieron solidarizarse y repartir mercadería entre vendedores ambulantes, miembros de la comunidad senegalesa y trans/travestis.


la comunidad senegalesa y trans/travestis.

La cuarentena obligatoria está causando estragos en los bolsillos de los y las trabajadoras, sobre todo de aquellos informales, que se encuentran día a día en las calles buscando un ingreso diario. Es por esto que desde los distintos centros comunitarios del FOL se dispuso la donación de mercadería que incluye arroz, lentejas, yerba, tomate, fideos, galletitas y polenta, entre otros productos, para vendedoras ambulantes, miembros de la comunidad senegalesa y trans/travestis de la ciudad.

Desde los centros comunitarios, que actualmente funcionan como comedores con la modalidad de viandas, se decidió dar una mano ante la urgencia de estos sectores que no fueron alcanzados por ninguna de las medidas del gobierno nacional, y que han sido duramente criminalizados y perseguidos por el gobierno municipal. La interrupción de su trabajo durante los 24 días que se dispuso la cuarentena obligatoria, sumado a la fuerte remarcación de precios significa para muchas familias pasar hambre todos los días.

Uno de los grandes faltantes durante la emergencia sanitaria es el alcohol, en cualquiera de sus formatos. La acumulación en farmacias y los precios exorbitantes son otros de los factores que hacen imposible su compra. El jabón es de los sanitizantes más accesibles, pero aun así muchas personas en los barrios populares carecen de acceso a agua de red potable por lo que no pueden garantizar las condiciones de higiene sólo con este producto o con lavandina.

“Les agradecemos a todos los compañeros del FOL por toda su ayuda y solidaridad en estos momentos, y también esperamos que todo vuelva a estar en orden pronto para que podamos seguir trabajando”, afirmó Cheik, el portavoz de la comunidad senegalesa. Para ellos, también se ve afectada la vida de sus familias en Senegal, ya que muchos suelen enviar un porcentaje del dinero que ganan para ayudar a sus padres y hermanos.

Por otro lado, la cuarentena permitió visibilizar la crisis habitacional y laboral que sufren las personas trans/travestis. Una gran parte de esta población se desempeña como trabajadora sexual, ante la falta de Cupo Laboral Trans. A pesar de la prohibición de desalojo, muchas de ellas continúan siendo amenazadas y hasta expulsadas por la fuerza, como sucedió en el Hotel Saavedra de Once.

Además, esta población tiene serias dificultades a la hora de acceder a la salud pública. En este contexto, se vuelve aún más difícil conseguir las hormonas, o transitar los tratamientos, así como hay faltantes en cuanto a retrovirales para personas con HIV y oncológicos. Esto agrava aún más las condiciones de vulnerabilidad a las que ya se encontraban expuestas, sin políticas públicas que contemplen sus derechos básicos.

Por último, los y las vendedoras ambulantes son otro de los grupos que necesitan de la solidaridad social para atravesar la crisis. Quienes se dedicaban a la venta de ropa y/o verduras y frutas en la Plaza San Martín para subsistir, ahora se ven desamparados frente a la nula presencia estatal en los barrios. Luego del operativo represivo de Julio Garro en 2019, tuvieron que mudarse a ferias en la periferia, donde las ventas muchas veces eran menores. Ahora, tampoco cuentan con ese ingreso y en algunos casos tampoco tienen acceso a internet o un CBU para tramitar los bonos de emergencia.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS