sábado 24 de octubre de 2020 - Edición Nº996
Frente de Organizaciones en Lucha » Niñez/Juventud » 31 mar 2020

Espacios de niñez

Cómo fomentar crianzas amorosas en tiempos de aislamiento y crisis

El FOL y el FAR, dos movimientos sociales con trabajo en los barrios, pensaron y difundieron propuestas recreativas y educativas para acompañar a las infancias en este contexto complejo.


En tiempos de aislamiento obligatorio, crisis económica y sanitaria, los movimientos sociales buscan estrategias para seguir manteniendo los lazos organizativos y solidarios en el barrio y entre sus integrantes. Esta vez, diseñaron una serie de propuestas pedagógicas para acompañar a las infancias jugando y aprendiendo en familia, en medio de este complejo contexto.  

Para la mayoría de las personas que viven en barrios populares o villas cumplir a raja tabla con la cuarentena se vuelve muy difícil. No tiene que ver con falta de voluntad o interés, sino con condiciones de vida estructurales que lo impiden, tales como el hacinamiento de muchas personas en viviendas de escasos metros cuadrados, sin ventilación o con dificultades de acceso al agua potable o a un baño en buenas condiciones; la falta de comida y de trabajo; y la carencia de otras herramientas para pasar el tiempo como el acceso a internet, libros, computadoras o lugares confortables para descansar.

Ante esta realidad, los espacios de niñez del Frente de Organizaciones en Lucha y del Frente Arde Rojo desarrollaron dos materiales para hacer llegar a los barrios una propuesta pedagógica que posibilite construir espacios de crianza saludables en el marco de la cuarentena. Referentes de niñez de dichos movimientos evaluaban que “las poblaciones más afectadas por las situaciones de violencia en el marco del encierro obligatorio además de las mujeres y las disidencias sexuales, son lxs niñxs y lxs adultxs mayores”.

La convivencia durante muchos días en espacios reducidos, sin mucho para hacer y atravesando una crisis económica sin precedentes genera tensiones en el ámbito familiar, por lo cual decidieron aportar a “crear crianzas amorosas y a su vez pensar qué hacer con lxs niñxs, que es lo más difícil en esta situación”.

Hasta el momento lanzaron dos materiales, uno de ellos es una propuesta pedagógica para abordar en casa la temática del 24 de marzo, el golpe de Estado y la dictadura, con lo cual se combinan los juegos con el ejercicio de la memoria y el aprendizaje. El segundo material apunta más a lo recreativo para potenciar la vinculación y el involucramiento tanto de niñxs y adultxs con cuestiones sencillas.

“Nos parecía importante incorporar las tecnologías mirando algunos capítulos de dibujitos interesantes del canal Paka Paka, pero también combinar los juegos con métodos más tradicionales vinculados a trabajar con elementos reciclados o que podemos tener en nuestras casas. La orientación es también cuestionar esta idea de que para divertirnos tenemos que tener el último juego de Marvel o la última peli de Disney” explicó una de las educadoras.

Los movimientos sociales, que construyen día a día en las barriadas más pobres del país, saben de la importancia de no abandonar los lazos humanos y los vínculos a pesar del distanciamiento social. Apostar a la solidaridad y la organización colectiva buscando estrategias ingeniosas es la tarea del momento, tanto para dar respuesta en el ámbito del trabajo, los comedores, la salud y la lucha contra la violencia, como también para seguir encendiendo la llama de la alegría, el juego y el cuidado allí donde se pueda, por más que cueste.  

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS