jueves 01 de octubre de 2020 - Edición Nº973
Frente de Organizaciones en Lucha » Comunicados » 17 mar 2020

¡Emergencia sanitaria y aumento de salarios para enfrentar la crisis!

Ante las medidas para prevenir la expansión del coronavirus y el dengue, los movimientos sociales nos seguimos organizando y exigiendo medidas que contemplen a nuestro sector.


Las organizaciones abajo firmantes, que desarrollamos tareas sociales, laborales y comunitarias a lo largo y ancho de nuestro país, decimos:

La “pandemia del coronavirus” ha expuesto crudamente los límites de un sistema capitalista mundial que prioriza las ganancias y el lucro, por encima de la vida de quienes habitamos el planeta provocando consecuencias cada vez más graves.

Ha dejado expuesto un sistema de salud devastado por ser utilizado como variable de ajuste de los gobiernos de turno. La carencia de insumos en hospitales y centros asistenciales es moneda corriente. La falta de presupuesto y el abandono, pone a los profesionales y trabajadores de la salud a "remar contra la corriente" para salvar vidas y procurar mantener sana a la población, así mismo la falta de vacunas, de medicamentos elementales, de métodos anticonceptivos, las largas filas para conseguir un turno, son barreras que nuestrxs compañerxs deben sortear cotidianamente.

La crisis de las últimas semanas es la punta del iceberg que oculta otros problemas de salud pública. La reemergencia del sarampión, y los brotes estacionales de dengue son situaciones que viene padeciendo el pueblo con anterioridad a la explosión de la pandemia del coronavirus, provocando gran preocupación.

El movimiento piquetero y las organizaciones sociales, somos el sector más precarizado de lxs trabajadorxs, somos mayormente mujeres que sufrimos la violencia de este sistema injusto, capitalista y patriarcal, y somos lxs que venimos dando respuestas a los padecimientos cotidianos que sufre nuestro pueblo tanto en relación a la alimentación y el trabajo, como a cuestiones de salud, educación, vivienda y violencia de género.

A su vez, remarcamos que el cuidarse a unx mismo y a los suyos para que el coronavirus no se expanda tiene que contemplar las desigualdades estructurales del sistema, ya que la posibilidad de auto-aislarse es un privilegio de clase, debido a que hay miles de personas que si no continúan haciendo sus changas, si no salen a vender sus productos en la vía pública, si no asisten a cuidar niñxs ajenos y limpiar casas, se mueren de hambre.

Por otro lado, la situación afecta nuevamente de manera más grave a las mujeres y disidencias sexuales. A las primeras porque volverán a caer sobre ellas las responsabilidades de cuidar a lxs chicxs que no tienen clases, viendo peligrar sus ingresos y su autonomía. Mientras que las personas trans y travesti ya sufren de manera cotidiana las dificultades para acceder a la salud y se conforman como una población de riesgo con una expectativa de vida que no supera los 40 años. Esta situación agravará más esa realidad y a su vez incrementará la desigualdad debido a que muchas no podrán mantener el trabajo en la calle que para una gran parte es su principal fuente de superviviencia.

Ni hablar de la importancia de seguir manteniendo los comedores comunitarios tanto en las escuelas como en nuestros barrios, debido a que el cierre de los grandes supermercados impide que nuestras familias puedan utilizar la tarjeta alimentaria para abastecerse, y a su vez en los mercados del barrio el acceso a los precios cuidados es más restringido. A esto se le suma, que hay sectores que tienen la posibilidad de comprar en grandes cantidades generando desabastecimiento e imposibilitando que quienes no podemos realizar un acopio de comida, nos quedemos sin nada.

Por ello exigimos medidas inmediatas que logren paliar al menos nuestras necesidades más urgentes:

  • Aumento salarial para lxs trabajadorxs de los programas de empleo y demás cooperativistas.
  • Presupuesto e Insumos para hospitales y centros de salud.
  • Aumento del número de trabajadorxs disponibles para dar respuesta a la emergencia sanitaria.
  • Condiciones de seguridad adecuada para nuestra atención y las tareas de lxs trabajadorxs de la salud.
  • Elementos de higiene personal y ambiental para los comedores y merenderos que deben seguir funcionando y asistiendo a las familias carenciadas (artículos de limpieza, jabón, repelente, alcohol, guantes)
  • Vacunas y elementos para la prevención disponibles en todos los centros de salud.
  • Refuerzo alimentario para los comedores y merenderos que asisten a les niñes que deben permanecer en sus casas ante la suspensión de las clases y la emergencia declarada nacionalmente.
  • Aumento de emergencia para titulares de programas de empleo y de la AUH.
  • Licencias para les trabajadorxs pertenecientes a grupos de riesgo y para las madres/padres que deban quedar al cuidado de niñes y adultxs mayores.

 

La deuda es con la salud y con el pueblo. No con el FMI.

 

La solidaridad y el compromiso de nuestro pueblo siguen presentes más allá de los ataques y ajustes que sufrimos estos años, por eso estamos de pie y reclamamos al estado no solo medidas de aislamiento, sino también un aumento presupuestario de emergencia para enfrentar este flagelo que hoy atravesamos

 

Contacto de prensa:

Marianela 11 5584-7642 (vocera FOL)

Juan Pablo (vocero del MTD Aníbal Verón) 1151343073

Esteban 11 5580-0038 (Vocero FPDS)

Mónica 1166857708 (vocera del Frente Popular Darío Santillán Corriente Nacional)

Ezequiel (vocero del MRP) 1163039613

Gladys (vocera de Izquierda Latinoamericana Socialista) 2215593764

Tomás (vocero del FAR) 1122954307

Soledad (vocera del MULCS) 1163713439

Mariela (vocera de Movimiento 8 de abril) 1121634191

Juan (vocero Igualdad Social) 2215700650

Analía 01138584907 (vocera FOB La libertaria)

Leandro 1150412077 (Vocero –FOB Autónoma)

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS