miércoles 03 de junio de 2020 - Edición Nº853
Frente de Organizaciones en Lucha » Género » 5 mar 2020

Por el 8 de marzo

Cuarta convocatoria al Paro Internacional Feminista

El movimiento feminista continúa avanzando en las calles, en los trabajos, en las casas y en las camas. En distintas partes del mundo se prepara el cuarto año de huelga para visibilizar las múltiples opresiones y también la lucha colectiva que resiste y le hace frente.


Se acerca el cuarto Paro Internacional Feminista y en distintos puntos del país ya se pusieron en marcha las asambleas para organizarlo. La lucha fue creciendo y ha logrado instalarse en las agendas de muchos países del mundo, abriendo el debate a las distintas realidades y también a los puntos en común que viven las mujeres y las disidencias sexuales a lo largo y ancho del planeta.

En Argentina, una de las consignas fuertes de este 2020 es el contundente rechazo a la deuda contraída con el Fondo Monetario Internacional ya que esta afecta de modo particular a las mujeres, lesbianas, trans, travestis, bisexuales y personas no binarias. Con las políticas de ajuste que impone los niveles de desocupación y pobreza seguirán estando por las nubes.

A fines del 2019, la tasa de desempleadas era del 10,8% mientras que la de ellos era del 8,9%, a su vez el trabajo precario llega al 30% pero en el caso de ellas asciende al 38%. Estas cifras además no contemplan la realidad de otras identidades como las personas trans y travestis, donde la dificultad para acceder a un empleo en blanco es aún mucho mayor.

Las causas que originan esta disparidad son múltiples, pero en gran parte están relacionadas a que son las que realizan la mayor parte del trabajo doméstico y de cuidado de otros integrantes del hogar de manera gratuita, por lo que la cantidad de horas dedicadas a estas tareas hace que se vuelva difícil sostener un empleo de 8 hs. A su vez, al acceder a trabajos mal pagos se acentúa la dependencia económica hacia el marido, los padres u otras personas.

En el caso de las travestis y trans el lesbotransodio refuerza estereotipos y condena a muchas personas a la exclusión y la marginalidad, siendo que para muchas la única oferta laboral posible es la prostitución a muy temprana edad.

A su vez, a raíz de la crisis económica que atraviesa el país los primeros ámbitos donde se sentirán los recortes serán los de la educación, la salud y por su puesto habrá menos presupuesto para políticas de género. En esos sectores la mayor parte de las trabajadoras son mujeres, que verán sus vidas aún más precarizadas. Por otro lado, al ser las que se encargan de llevar a familiares al médico y de acompañar a niñas, niños y adolescentes en sus trayectos escolares, la dificultad para acceder a estos derechos afecta también a sus rutinas ya cargadas de labores de cuidado.

Por lo tanto la propuesta apunta a hacer un paro tanto productivo como reproductivo. Esto quiere decir que la idea es parar en los lugares de trabajo (productivo) y también en las tareas del hogar y de cuidado (reproductivo), ya que no se visibilizan como un aporte concreto a la economía mundial capitalista.

Otro punto fundamental será la reivindicación por la sanción de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo con el proyecto elaborado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, Seguro, Legal y Gratuito.

Desde que el Senado se negó a aprobar la Ley en el 2018, los casos de muertes por abortos clandestinos comenzaron a hacerse más visibles en los medios como así también las situaciones en las que el personal sanitario obligó a parir a niñas que habían quedado embarazadas producto de una violación. Esto, sin embargo, no es una realidad nueva sino que lleva años perpetuándose, sólo que ahora se da a conocer de manera masiva debido a la importante batalla que dio el movimiento feminista.

Alberto Fernández pretende ahora presentar un nuevo proyecto otorgando concesiones a la iglesia y desconociendo el trabajo de años que lleva realizando la Campaña por el Aborto para elaborar su propuesta. Por eso, la demanda apunta de manera específica a que sea ese el proyecto que se discuta y no otro.

A su vez, en el marco del 8 de marzo la Iglesia convoca a una misa en la Basílica de Lujan, lo que demuestra como ese sector se está organizando para disputar el sentido de este día de lucha y marcar la agenda del gobierno en lo que respecta a las reivindicaciones feministas.

Por otro lado, la marcha se verá atravesada por la solidaridad con la lucha de los países Latinoamericanos como Chile, Bolivia, Ecuador y Colombia, procesos en los cuales las mujeres, lesbianas, trans, y travestis, muchas de ellas indígenas o migrantes han tenido roles protagónicos y han sufrido la violencia del Estado y de las fuerzas represivas de manera particular sobre sus cuerpos.

Por último, las consignas en contra de la los femicidios, en contra de la violencia de género en sus distintas expresiones y de la falta de políticas públicas para combatirla son ejes que permanecen vigentes ya al contrario de ir disminuyendo, van en aumento. En lo que va del 2020 se registraron 66 femicidios, y la mayoría de ellos han sido en manos de una pareja o ex pareja.

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS