domingo 05 de abril de 2020 - Edición Nº794
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 23 dic 2019

Mendoza

En defensa del agua: la movilización más grande en la historia de la provincia

Desde diferentes puntos de la provincia cientos de personas se trasladaron a la capital para exigir que se deroguen las modificaciones hechas en la Ley 7722


El pueblo mendocino está llevando adelante la movilización más grande en la historia de esa provincia para defender el agua de la contaminación que produce la megaminería a cielo abierto. El pacto realizado entre el PJ y la UCR para beneficiar a las empresas mineras encontró un contundente rechazo, y hoy miles de personas exigen que se deroguen las modificaciones hechas a la Ley 7722.

Son muchos los pueblos de la cordillera que ya han expresado su voz en contra de este tipo de emprendimientos, pero aun así los sucesivos gobiernos intentan imponer la actividad minera como si fuera la salvación para las economías regionales y como si no hubiese habido un largo debate en torno a las consecuencias que genera.

El gobierno de Alberto Fernández implementará como política de Estado a la megaminería, como se pudo observar en sus recientes discursos. A pesar del desconocimiento de la voluntad popular, las comunidades se siguen organizando para defender sus territorios e impedir que se perpetúe el saqueo. El próximo viernes 27 de diciembre será el turno de Chubut, donde se da una situación similar a la de Mendoza; Allí el gobierno pretende derogar la ley 5001 que prohíbe la explotación minera a cielo abierto en toda la provincia, por lo cual se esperan masivas protesta a la Legislatura.

Antiguamente la explotación minera se realizaba mediante galerías subterráneas, pero con el avance de la tecnología se comenzó a implementar una nueva metodología que consiste en armar grandes fosas, removiendo toneladas de piedra y vegetación mediante la utilización de dinamita y ácido sulfúrico. Es decir que una vez que concluye el emprendimiento, allí donde había una montaña o cerro, habrá un gran pozo de varios metros de profundidad.

 A su vez, para separar el metal de la roca se utiliza cianuro (sustancia que es altamente toxica) y millones de litros de agua potable. Así por ejemplo según el Informe de Impacto Ambiental de Barrick Gold para el proyecto Pascua Lama por cada gramo de oro extraído, se necesita remover 4 toneladas de roca, consumir 380 litros de agua y la electricidad equivalente al consumo semanal de un hogar medio.

Estas cifras para una provincia como Mendoza, la cual atraviesa su peor crisis hídrica en los últimos 10 años, se torna de una gravedad extrema. La implementación de la megaminería haría imposible que sobreviva cualquier otro tipo de emprendimiento, es decir que destruye otras fuentes de trabajo locales. A su vez, si se tiene en cuenta que muchos pueblos en el interior de las provincias no tienen agua potable para el consumo humano, resulta una desproporción que la minería disponga de esa cantidad de agua para beneficio propio.

Por otro lado, la mayor parte de las ganancias que se obtienen de la explotación metalífera quedan en manos de empresas multinacionales, y las leyes Argentinas habilitan el beneficio de que queden exceptuadas de pagar grandes cantidades de impuestos y regalías.

Otro de los mitos es que genera muchos puestos de trabajo para las poblaciones donde se instalan. Según el libro “15 Mitos y Realidades de la Minería Transnacional en Argentina”, “cada 1 millón de dólares invertidos, se crean apenas entre 0,5 y 2 empleos directos” y agrega que “la minería metálica industrial emplea de modo directo en el mundo a 2,75 millones de personas, lo cual representa al 0,09 de los puestos de trabajo a escala global”.

Cabe destacar a su vez, que gracias a la introducción de tecnologías que desplazan la mano de obra y el requerimiento de puestos con alta formación técnica y capacitación, hace que la contratación de personal vaya en marcado descenso. Por lo cual se puede concluir que este tipo de emprendimientos además de destruir el medio ambiente tampoco contribuye al desarrollo de la economía local, sino que todas las ganancias quedan en manos de unos pocos empresarios extranjeros que se enriquecen a costa de la salud y la vida de millones de personas.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS