domingo 05 de abril de 2020 - Edición Nº794
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 19 dic 2019

Fin de año con aumentos

Cena navideña y vacaciones: lujo de pocos

El índice de precios de alimentos navideños y de paquetes vacacionales superaron el 52% de inflación interanual.


La canasta navideña registró aumentos que alcanzaron el 65%, en la selección de 24 productos típicos elegidos para las fiestas. Para la Defensoría los productos que más subieron fueron las confituras (91,1%), los frutos secos (70%) y los productos de almacén (67,4%), lo que representado en pesos, significa un incremento aproximado de $4483,02 en diciembre de 2018, a $ 7.380,32 en 2019.

Otro de los productos, que no está contemplado en el estudio, pero que constituye uno de los principales consumos, es el de carne. Los cortes más pedidos como el lechón, el peceto, el asado y el pollo se incrementaron en hasta un 67,8%. También, los aderezos registraron fuertes subas, hasta en un 33%.

Los regalos navideños también representan grandes subas. El año pasado, el consumo cayó un 40% respecto al año anterior y se espera que para este ese porcentaje aumente. Según una encuesta, gran parte de los argentinos invierte sólo en regalos para los chicos, y un 25% no gastará más de 500 pesos por regalo.

Por otro lado, el Observatorio de la Universidad de Avellaneda realizó un informe sobre los aumentos en los bienes y servicios típicos para vacacionar  en verano, los cuales representan un aumento promedio de 57,2% anual. En comparativa, mientras que hace cuatro años vacacionar equivalía el 101% de un salario real, este año se debe destinar el 140% de esos ingresos.

El informe también dividió las canastas en tres tipos: “gasolera”, “selectiva” y “premium”, las cuales se encarecieron también en índices mayores a la inflación anual. La “gasolera” incrementó su valor en 57,8%, la “selectiva” un 57,6% y la “premium” un 56,2%. Este fenómeno afecta mayormente a quienes se vuelcan a comprar los paquetes más baratos, que también a raíz de la crisis económica y un aumento de la demanda, registran los más altos índices inflacionarios.

En total, durante los últimos cuatro años, las vacaciones aumentaron un 333,6%. La canasta “gasolera” con un incremento en 341,5%, la “selectiva” en 337% y la “Premium” 322,4%. Es decir, que a lo largo de la era Macri, la capacidad de consumo para el tiempo de ocio se ha ido encareciendo,  en mayor medida con los bienes y servicios que integran la primera canasta. Para la clase trabajadora, cada vez resulta más difícil acceder a unas fiestas dignas o a un paquete turístico económico.

El sector cooperativista actualmente cobra $8500 mensuales, un salario por debajo de la línea de indigencia. Desde el gobierno de Alberto Fernández, resta aprobarse una recomposición salarial con un bono del 100% durante el mes de diciembre a modo de "aguinaldo". A pesar de ello, durante el año siguiente los salarios permanecerían congelados por un tiempo, sin dar una solución a la pobreza estructural de trasfondo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS