lunes 18 de noviembre de 2019 - Edición Nº655
Frente de Organizaciones en Lucha » Género » 1 nov 2019

CABA

28° Marcha del Orgullo: rebeldía, lucha y visibilización

El próximo sábado una nueva edición de esta histórica movilización saldrá a las calles para reclamar contra las políticas de ajuste del Macrismo, contra los crímenes de odio, por el orgullo y la libertad de todas las disidencias sexuales.


El próximo 2 de noviembre a partir de las 16 hs se realizará la 28° Marcha del Orgullo en la ciudad de Buenos Aires, desde Plaza de Mayo hasta Congreso. En esta fecha las lesbianas, trans, travestis, bisexuales, no binaries, intersex, putos, maricas, gays y queers salen a la calle para visibilizar con orgullo sus identidades y también para luchar contra la violencia, la discriminación, los crímenes de odio y el ajuste que precariza las vidas de todas las disidencias sexuales.

El día del Orgullo se celebra internacionalmente el 28 de junio en conmemoración de la revuelta de Stonewall ocurrida en 1969 en Estados Unidos. En aquella oportunidad toda la comunidad LGBTTIQ se levantó contra la discriminación y el ataque constante que recibían por parte de la policía, marcando un antes y un después en la lucha por sus derechos. En Argentina la movilización se realiza en noviembre en conmemoración al primer grupo de activistas disidentes llamado Nuestro Mundo, que se fundó en 1967.

Este año las consignas de reclamo son muchas y variadas, entre ellas se encuentra: “no a la precarización de nuestras vidas”, “la deuda es capitalista, colonial, cisheterosexual”, “el cupo laboral es travesti-trans”, “la salud no se ajusta. Queremos hormonas, reactivos y medicación para el VIH”, “trabajo para todes sin discriminación ni precarización”, “derogación de los códigos contravencionales”, “basta de genocidio trans-travesti”, “aborto seguro, legal y gratuito”, “separación política, económica y simbólica de la Iglesia del Estado”, “con la ESI no se metan” y “por un país si violencia institucional, ni religiosa. Basta de crímenes de odio”, entre otras.

La situación con respecto a este tipo de crímenes y la discriminación no ha cambiado ni tampoco existen medidas concretas por parte del Estado para combatir este tipo de violencia. Hace algunos días en la ciudad de La Plata el asesino Tomás Cerletti mató a puñaladas y con una saña extrema a la Chicho, una marica de 49 años.

A raíz de esto, sus amigas emitieron un comunicado en el que expresaron “la Chicho fue asesinada por vivir su deseo, su identidad, por yirar y habitar el espacio público. Le disputamos en la cara la calle a la heterosexualidad compulsiva y asesina. No es fobia, ni es locura, ni es ajuste de cuentas: es un crimen de odio”, y convocaron a realizar una concentración y marcha para pedir justicia.

Por otro lado, esta edición de la Marcha del Orgullo se encuentra atravesada por el contexto actual de ajuste, endeudamiento, precarización y discriminación que impulsó el gobierno macrista. Las medidas económicas afectan de manera particular a las disidencias sexuales, tal es así que hace algunas semanas se dio a conocer que debido al aumento del dólar la Secretaria de Salud dejaría de proveer algunas de las hormonas que son parte del tratamiento de hormonización que necesitan algunas personas trans.

A su vez, se detectó un faltante de medicamentos y de reactivos para detectar la carga viral en el organismo de los pacientes con VIH, lo cual les obligó a modificar sus tratamientos. Esta situación pone riesgo la posibilidad del país de prevenir la transmisión del virus y afecta gravemente la salud de cientos de personas, vulnerando así los derechos contemplados en la Ley 26.743 de Identidad de Género.

La desigualdad y la discriminación que sufren las disidencias sexuales son históricas y estructurales del sistema heteropatriarcal y capitalista, pero ante este escenario se ven profundizadas. Por eso a pesar de que la marcha del Orgullo tiene su costado festivo, lleno de colores y brillos, lo principal son los reclamos hacia el Estado por vaciar las políticas públicas destinadas al sector, por mirar para un costado frente a las violencias y seguir perpetuando una justicia machista y sesgada. Como así también la exigencia hacia el conjunto de la sociedad que se muestra indiferente frente a este tipo de prácticas violentas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS