lunes 18 de noviembre de 2019 - Edición Nº655
Frente de Organizaciones en Lucha » Novedades » 1 oct 2019

Según el INDEC

En Argentina hay 15 millones de personas pobres

A su vez el 7.7% de las personas están por debajo de la línea de indigencia y más de la mitad de los niños y niñas son pobres.


Según los datos publicados ayer por el Indec, el 35,4% de la población en Argentina es pobre ya que sus ingresos no alcanzan para cubrir la Canasta Básica Total. A su vez, el 7,7% es indigente porque ni siquiera pueden acceder a la Canasta de Alimentos. Por su parte, los niños y niñas son el sector más afectado alcanzando un 52,6%.

Estas cifras corresponden al primer semestre del 2019, es decir que no contemplan el impresionante aumento del dólar en agosto y la consecuente pérdida del ya escaso poder adquisitivo de miles de trabajadores y trabajadoras en todo el país. Por lo tanto, según el Observatorio de la Deuda Social de la UCA, para fin de año la pobreza podría llegar hasta el 40%, es decir casi la mitad de la población.

El grupo más afectado por las políticas económicas de Cambiemos es la niñez. De 9500 millones de chicos y chicas menores de 14 años, 5 millones viven en hogares que sufren múltiples carencias, y dentro de ese sector 1200 millones viven en hogares que ni siquiera pueden acceder a comprar alimentos básicos. Mientras tanto las dependencias del Estado que deben implementar y pensar políticas públicas para la niñez se encuentran totalmente vaciadas y sus trabajadores/as en condiciones de precarización extrema.

Las cifras son las más altas desde la crisis del 2001, donde más de la mitad de la población no alcanzaba a cubrir necesidades básicas. Esta situación no parece tener perspectivas de mejora en el corto plazo, debido a que en los años siguientes se deberán afrontar los pagos de deuda que contrajo Cambiemos y esto conllevará una profundización del ajuste.

Si bien algunos movimientos sociales guardan esperanzas en el ya inminente recambio de gobierno, desde el FOL expresaron que la lucha estará más que nunca en la calle y vienen levantando la consigna “la deuda es con el pueblo, no con el FMI” para expresar su rotundo rechazo a anteponer el acuerdo con ese organismo internacional por sobre las urgencias impostergables que vive la mayoría del pueblo.

En este sentido, enfatizaron que la única forma de salir de esta crisis sin perjudicar a la clase trabajadora es invirtiendo las prioridades. De esta manera, proponen recuperar los bienes estratégicos, el cobro de mayores impuestos a los grandes capitalistas y empresarios, la anulación de los tarifazos, la generación de empleo con todos los derechos y un aumento salarial de emergencia.

A su vez la unidad de trabajadores/as ocupados/as con el sector precarizado y desocupado es esencial para aunar fuerzas en un contexto de profundización de la crisis. Para enfrentar la pérdida de puestos de trabajo plantean “fabrica que se cierra, fabrica que se recupera por sus trabajadores/as”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS