sábado 10 de diciembre de 2022 - Edición Nº1773
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 14 nov 2022

Volanteada frente al municipio de Almirante Brown por tierra para vivir

Vecinas/os organizados en el Barrio Comunitario Norita Cortiñas, realizaron una volanteada en reclamo a Cascallares para que habilite la construcción de un barrio para 190 familias en Ministro Rivadavia.


El barrio comunitario amadrinado por Nora Cortiñas hace meses viene luchando para que se apruebe la construcción y loteo de hectáreas en Ministro Rivadavia. La posibilidad para casi 190 familias de tener un lugar donde vivir dignamente. Los vecinos denuncian que el municipio enfrenta un déficit habitacional importante. Un 20 % de viviendas precarias, 40 mil personas en situación de hacinamiento y los alquileres cada vez más caros.

El Barrio Norita Cortiñas nace de la genuina necesidad habitacional. Se vienen organizando en asambleas autónomas, hace ya casi 2 años. Así mismo afirman que no persiguen ningún fin de lucro ni proselitismo partidario. El proyecto contempla la construcción de 190 lotes con servicios y lugar para equipamiento comunitario, como una plaza y una escuela. Los lotes estarían destinados a familias de las barriadas, que tienen negada la posibilidad de tener una vivienda digna.

Durante la volanteada y en sus comunicados los vecinos denuncian que el Municipio veta la posibilidad de loteos populares o vivienda social, privilegiando la construcción de Country Clubs en el distrito. Tal es así que liberaron para estos usos el 60% de la superficie vacante en Ministro Rivadavia, y cedieron más de 1400 hectáreas a esta modalidad de urbanización cerrada.

Así mismo esa forma de construcción está lejos de proteger el ambiente, y por el contrario genera un agravamiento de las inundaciones en el municipio ya que buena parte de los nuevos emprendimientos inmobiliarios, se ubicarán en las nacientes de los arroyos San Francisco y Las Piedras. También esta iniciativa conllevará a un perfil segregado, donde los ricos vivirán aislados por muros y alambres electrificados, rodeados de un mar de pobreza con el cual no habrá contacto alguno.

A tener en cuenta, todo esto es avalado a través de la Ordenanza (11.819), votada por el Consejo Deliberante de Almirante Brown. En septiembre del 2020 en plena pandemia, a puertas cerradas y con varias irregularidades, ya que se llevó adelante sin audiencia pública y con escaso aviso a los vecinos y partes interesadas, quienes se enteraron de su existencia luego de que fuera aprobada.

Este cambio de normativa es contradictorio con orientaciones de la Ley 14. 449 de Acceso justo al Hábitat y genera un empeoramiento de la situación habitacional de miles de personas, ya que el precio del suelo en el distrito ha tenido un aumento desmedido. Se estima que los mismos han subido un 300% en tan solo dos años y que esto genera que también se incrementen los precios rurales, debido a la especulación que producen en torno a los futuros barrios cerrados. Esto también afecta a los precios urbanos, dado que al no poder generarse nuevo suelo urbano se genera escasez relativa, que hace que se disparen los valores de las tierras vacantes.

Los vecinos denuncian las consecuencias directas, que se traducen en agravamiento de la situación habitacional de los sectores trabajadores que pagaran alquileres cada vez más caros y la imposibilidad de comprar un lote para construir sus casas. El sueño de la casa propia, un derecho más, vulnerado. Sin embargo, los vecinos del barrio Norita seguirán adelante visibilizando esta problemática y luchando por el futuro barrio para 190 familias.

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS