lunes 14 de octubre de 2019 - Edición Nº620
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 31 may 2019

Tucuman

El circo de "todos" los candidatos de La Gaceta

Mano dura, cruce de acusaciones y pocas respuestas para los y las trabajadoras.


Ayer miércoles a la noche concluyó el debate con tres de los cuatro candidatos a gobernador convocados por La Gaceta. La metodología fue seis temas propuestos para todos, dos instancias de “debate” libre, una seleccionando una pregunta de la audiencia y el final, en el cual decían porqué había que votarlos. Justicia, inseguridad, obras públicas, transparencia, reforma política y medio ambiente fueron los temas sobre los que respondieron los convocados. Y hacemos eje sobre los “convocados” porque, para La Gaceta, los candidatos que no son parte de la politiquería tucumana de los partidos del poder no existen.
Ni la candidata del MST Lita Albernstein ni el del Frente de Izquierda Ariel Osatinsky fueron invitados a participar. Solo los cuatro que bancan desde el medio: los cuatro que ponen millones de pesos en publicidad y presentan propuestas para sostener un régimen de opresión y miseria para la mayoría de los tucumanos.
Aclaremos algo más: uno de los invitados no asistió. Fue el ex gobernador José Alperovich, que no quiso dar la cara por dos motivos que podemos intuir: el primero, no quería exponerse a las críticas sobre su gestión; el segundo, los paupérrimos resultados que reflejan las encuestas de todos los sectores, que lo depositarían en un cómodo cuarto lugar.
En cuanto al “debate” en sí, todos dijeron lo que se esperaba que dijeran: sumamente prolijos, se cruzaron chicanas y acusaciones cuando la ocasión lo ameritaba, y prometieron lo imposible cuando eso era lo que debían decir. Nada fuera del guión que ya traían, ensayado y listo para actuarlo durante el “debate”.

Repasemos algunas cosas que ya hemos ido diciendo cuando analizamos las entrevistas personales con cada candidato que hizo el mismo medio, y que repitieron en esta ocasión.
Para los tres, la inseguridad se combate con más firmeza, con más recursos en seguridad, con más cárceles. Ninguno mencionó las causas que generan esa inseguridad, nadie mencionó, ni una sola vez, la desocupación, el hambre, la exclusión, la pobreza… el combate contra la inseguridad es a partir de más fondos.
Durante el debate libre, volvieron a hacer su acto denunciándose entre sí: Silvia Elías sentenciando que existe un pacto entre Bussi y Manzur, Bussi arremetiendo sobre Elías señalando que sostiene a peronistas en sus filas, y que la que hizo un pacto con Manzur es ella, y Manzur acusando a ambos por la deuda que le dejan a la provincia (Elias como candidata de Macri, y Bussi por la deuda que le legó su padre el genocida a Tucumán). Eso mismo volvieron a actuar cuando se les preguntó acerca de una virtud y un defecto de sus rivales, y los tres hicieron eje sobre lo mentiroso, ladrón, poco transparente y parásito de la política que es el otro candidato.

Ninguna novedad dejó el debate. Incluso cuando tuvieron que elegir entre las cinco preguntas del público, insistieron sobre lo que vienen diciendo: Manzur y Elías sostuvieron que están en contra de la despenalización del aborto y a favor “de las dos vidas” (al menos hasta que nacen, su propuesta para el después, sobre todo de las familias pobres, fue muy claro en la primera parte del “debate”). Bussi, en cambio, hizo hincapié en lo que mejor sabe: despotricar contra la política (“vengo a pelear contra la política”), como si él no estuviera haciendo política hace unas dos décadas, o como si fuera algo negativo.
Poco dejó este nuevo debate con los candidatos. Todos cuidaron su espacio, a sabiendas de que el resultado ya está puesto.

A nosotros, los miles de tucumanos y tucumanas que hemos padecido décadas de cada uno de estos partidos, nos queda la misma sensación, elección tras elección: ninguno de los partidos tradicionales (justicialismo, radicalismo, cambiemos o como se disfracen) va a dar soluciones de fondo a los trabajadores y trabajadoras de los barrios en los que construimos día a día un cambio social como Frente de Organizaciones en Lucha. Son millonarios que nos usan un par de meses antes de las elecciones y después se olvidan de la gente.

Nuestros principios y accionar como Frente de Organizaciones en Lucha creemos que tienen puntos de común con sectores de izquierda, como la lucha contra el capitalismo, por los derechos de las mujeres y otras identidades de género, contra la burocracia sindical y por un cambio profundo de este sistema injusto. Por todo esto y a pesar de que podemos enumerar diferencias concretas con los partidos que lo conforman, creemos que es necesario apoyar al Frente de Izquierda en Tucumán, ya que la posibilidad de tener representantes en la legislatura y concejos deliberantes será un paso positivo para los sectores en lucha. Todo esto sin dejar de lado que para una opción de cambio de fondo es necesario construir poder popular, con asambleas y organización de los trabajadores y trabajadoras desde los barrios.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS