martes 18 de junio de 2019 - Edición Nº502
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 23 may 2019

CABA Villa 31

Entre deshumanización y desalojos en la 31

El proceso de urbanización en el Barrio Carlos Mugica llegó a un momento crítico: están por relocalizar a las familias que viven en el sector Bajo Autopista. La Secretaría a cargo del proceso, perteneciente al Gobierno de la Ciudad, viene llevando adelante –desde el principio- una serie de atropellos contra las vecinas y vecinos del barrio que parece no tener fin.


El Gobierno de la Ciudad viene ejecutando la construcción del nuevo trazado de la Autopista Illia, que atraviesa la Villa 31 desde el Puerto hacia el microcentro. Para ello, desalojó a principios de 2018 forzosamente –con represión policial y amenazas incluidas- a las familias que habitaban esos sectores desde hace décadas, obligándolas a pasarse a las nuevas viviendas, peores en condiciones que las suyas ya demolidas (y construidas por ellas mismas ladrillo a ladrillo). El costo político pareció no importarle a Larreta, por lo que ahora va por más.

Mismo destino le espera a todo el sector Bajo Autopista, que va a ser relocalizado a viviendas nuevas, construidas en el fondo del barrio. A familias que llevan allí años, que construyeron sus casas con los mejores materiales, donde vivieron ya hasta tres generaciones, el Gobierno les está apretando para que se vayan a viviendas más chicas, de durlock y lo peor, pagando, endeudándose por años con un banco (que bien sabemos que tiene el mismo nivel de humanismo que Larreta).

El siguiente problema es que no les dicen cuánto van a pagar y no hay ni un acuerdo firmado con ninguna familia. Se demoran en dar respuestas, pero sí se apresuran para relocalizarlas. Al menos la mitad no está de acuerdo, la otra mitad no está debidamente informada. El sector se despierta ante la inminencia del atropello peor, se moviliza, se organiza, resiste y lucha. El Gobierno hace oídos sordos, sigue avanzando, no les considera personas a respetar, con derechos y dignidad.

En este momento se encuentran activos tres espacios de articulación para hacerle frente: La Mesa de Urbanización Participativa y Rotativa,que busca activar a las vecinas y vecinos sueltes haciendo asambleas por sector; la Coordinadora de Villas que viene realizando actividades en coordinación con otros barrios; y el Encuentro de Movimientos Populares en la 31, espacio de articulación de las organizaciones sociales que hacen vida en el barrio, que viene organizando a cientos de vecinas y vecinos, y realizando grandes movilizaciones en rechazo a las medidas del Gobierno. Sin dudas, para frenar el accionar de este, los tres espacios deben poder articularse y unirse, algo que está en veremos.

Mientras “la gente” se entretiene con las campañas electorales, la gestión macrista en la ciudad pisa el acelerador en una de las villas más importantes, de la que seguramente mostrarán con orgullo y a vuelo de dron, los nuevos y “modernos” edificios de viviendas, engañando una vez más a propies y extrañes, maquillando a costo de millones y millones de dólares, las condiciones cada vez más precarias en las que se vive en los barrios populares.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS