sábado 24 de agosto de 2019 - Edición Nº569
Frente de Organizaciones en Lucha » Género » 13 may 2019

Tercera parte

Adriana Guzman: "es mentira que ancestralmente nunca abortaron las mujeres"

En esta última parte de la charla con Adriana Guzmán se aborda la problemática del aborto y las discusiones que vienen impulsando las feministas comunitarias en sus territorios.


Ha sido una discusión larga. Nosotras no vamos a capacitar a las comunidades, sino que en cada lugar se tienen que organizar desde sus problemas que les atraviesan el cuerpo. Entonces cuando se ha empezado la discusión del aborto, muchas han dicho ese no es un tema para nosotras, no es algo que pase aquí, en las comunidades no abortamos.

Los abuelos sobre todo han dicho que las mujeres indígenas no abortan. Entonces por un tiempo dijimos bueno pues no será un tema. Y después hemos seguido discutiendo sobre el cuerpo, sobre que nunca tenemos el tiempo por tanta explotación. Hasta que ha llegado un momento en que hemos dicho “seremos honestas, nos miraremos a la cara ¿quiénes han abortado aquí? Y ahí empezaron a decir “Yo, yo, yo”

Antes las abuelas tenían yerbas para abortar, entonces no pueden venir a decirnos que las mujeres indígenas nunca han abortado. Pero esas yerbas también se han perdido, por todo este control y sanción. Ese conocimiento se ha perdido.

Entonces primera cosa que hemos descubierto es que es mentira que ancestralmente nunca abortaron las mujeres. Segunda cosa, hoy no hay esas yerbas, ese conocimiento. Eso hace que nuestras hermanas sean las que van y se practican un aborto en las peores condiciones, porque son indígenas, porque son empobrecidas, porque nadie va a reclamar por ellas. Es a ellas a quien los médicos que les hacen el aborto después las violan porque saben que nadie va a reclamar.

Este sistema explotador le interesa que tengamos 8 o 10 hijos, para que trabajen en sus casas, en sus fábricas, en sus campos, y que trabajen por nada. Necesitan que sigamos pariendo, pero nosotras no queremos parir en esas condiciones.

Lo otro que hemos hecho es encontrar algunos elementos para discutir con nuestras abuelas y abuelos la cosmovisión. Por ejemplo en la ceremonia que hacemos a la pacha mama, hacemos una ofrenda y quemamos varias cosas. Una de las cosas que se quema es un feto de llama u oveja. Se recogen después de la helada, terminando febrero o marzo.

Las llamas y las ovejas saben cuándo la helada no las va a dejar terminar el embarazo y abortan porque si no se mueren ellas. Entonces tienen la inteligencia de abortar ¿por qué nosotras no tendríamos la inteligencia también de abortar cuando no vamos a tener un buen embarazo o no los vamos a poder criar?

Somos pueblos de la vida por eso no pueden abortar dicen. Entonces nosotras decimos sí, somos pueblos de la vida, pero de la vida digna. No podemos seguir trayendo guaguas acá para que sigan explotadas, para que no tengan que comer, para que vivan violencia, etc.

Nos dicen pero eso hay que pensar antes. Sí, nosotras queremos pensar nuestra parte y ustedes los hombres piensen su parte. La mitad que no piensa son los hombres que no usan condón, que creen que teniendo más hijos son más machos o más fuertes.

Las mujeres discutamos sobre el aborto, nosotras vamos a decidir. No es que todas tenemos que abortar, sino que sea seguro. Hay momentos que no son buenos para parir.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS