miércoles 22 de mayo de 2019 - Edición Nº475
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 26 abr 2019

Lago del Bosque: Una experiencia de formación popular y crítica

En Merlo Norte funciona el Bachillerato Popular Lago del Bosque. Allí asisten más de 50 alumnos que decidieron finalizar sus estudios en un espacio distinto al de las escuelas formales.


Los bachilleratos populares nacieron a partir del año 2001 como respuesta a las necesidades de cientos de personas que deseaban terminar sus estudios primarios o secundarios y encontraban trabas en las escuelas formales. Su objetivo es el de construir el conocimiento de una manera distinta, más participativa y comunitaria. Pueden asistir tanto jóvenes como adultos, sin límite de edad.

En el año 2011 se conformó en Merlo, Zona Oeste, el Bachillerato Lago del Bosque, el cual se llama así por estar ubicado en ese mismo barrio, en un galpón recuperado y construido en 2002. La idea surgió de un grupo de militantes, con la expectativa de crear un espacio acorde a las necesidades de los vecinos. Previamente se realizaban allí actividades culturales también abiertas al barrio, como talleres de murga y apoyo escolar.

 Yanina, es fundadora y docente en el espacio, y afirmó que hicieron “un trabajo de campo en el barrio averiguando si había necesidad de un bachillerato secundario porque nos interesaba el trabajo territorial complejo, con la idea de ver qué cosas necesita nuestra clase”. Luego de entrevistar a los vecinos de Merlo Norte, el resultado fue que el 50% necesitaba terminar sus estudios primarios o secundarios.

Inmediatamente después de conseguir un subsidio se construyeron dos aulas más en el galpón. Actualmente, luego de 8 años, la matrícula es de 50 estudiantes y se egresan alrededor de 8 alumnos por año. La duración de los estudios es de tres años, y las áreas son 5: Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Matemática, Prácticas del Lenguaje y  de Educación Sexual Integral.

“Nuestro objetivo es la construcción de poder popular”, garantizó Yanina. Este tipo de experiencias, como los bachilleratos del FOL en Claypole y Tolosa, buscan acompañar a los alumnos a atravesar las dificultades que tengan de manera comunitaria, y además que las decisiones se tomen a través de asambleas en donde participan estudiantes y docentes de la misma manera.

El bachillerato también cuenta con un espacio de Infancias Libertarias, desde hace tres años. “Es un espacio para los niños de las estudiantes del Bachi, hay docentes a cargo de ellos y participamos también del Frente de Lucha de Niñez”, comentó Laura, también docente. Además, se realizan talleres para los chicos que van únicamente a merendar al lugar.  

A pesar de que la Resolución 3948/07 de 2007 reconoce que “el funcionamiento de los Bachilleratos Populares como una propuesta de educación integral para adolescentes, jóvenes, adultos y adultos mayores que atienden las necesidades educativas y laborales”, todavía hay varios de ellos que no han sido reconocidos por el Estado, entre ellos, el bachillerato Lago del Bosque, que ya presentó el expediente en la Secretaría de Educación de La Plata para su oficialización.

“Económicamente nos mantenemos de forma autónoma, hacemos rifas, eventos, tenemos siempre abierto el ropero solidario, peñas y demás para poder sustentarnos.”, comentó Yanina. Con el dinero que recolectan se pagan los salarios docentes, materiales y mantenimiento del lugar para que el Bachillerato pueda seguir funcionando y formando estudiantes.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS