lunes 14 de octubre de 2019 - Edición Nº620
Frente de Organizaciones en Lucha » Novedades » 25 mar 2019

¿Y la pobreza cero?

En un solo año cayeron en la pobreza 2 millones de personas

Se suman a la cifra total que en el 2018 cerró en 12.676.500 pobres. Es decir el 31,3% de la población.


El Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) dio a conocer los escalofriantes números de la pobreza que azotan al 31,3% de la población. En el último año fueron 2 millones de personas las que pasaron a ser nuevos pobres, es decir 5479 por día. De esta manera se sumaron a los 12,7 millones ya existentes.

El estudio realizado por la UCA contempla seis dimensiones para hacer su medición: accesos educativos, medio ambiente, empleo y seguridad social, alimentación y salud, servicios básicos y vivienda digna. Con esto se diferencia del relevamiento que hace el Indec, que sólo compara la cantidad de ingresos de los hogares con el valor de la canasta básica familiar. El informe de dicho organismo se dará a conocer el jueves próximo.

De esta manera la UCA mide la pobreza multidimensional que implica tener al menos una carencia en algunos de esos derechos básicos y no superar la línea de pobreza por ingresos. Mientras que los pobres estructurales son aquellos que tienen carencias en al menos tres de esas dimensiones y que a su vez no cuentan con los ingresos suficientes.

Teniendo en cuenta esos parámetros, la pobreza estructural sumo a 769.500 personas nuevas en el 2018, y alcanza un total de 7,5 millones. Los derechos a los que más se dificultó acceder en el último tiempo fueron empleo y seguridad social y alimentación y salud.

En ese sentido las mayores dificultades estuvieron en poder conseguir un trabajo formal y mantenerlo, a la vez que por la escalada inflacionaria lo que más se encareció fueron los alimentos básicos.

Por su parte, el conurbano bonaerense fue el sector más afectado por la crisis y la pobreza paso del 34,9% en el 2017 al 41,1% en el 2018. Mientras que en la Ciudad de Buenos Aires pasó del 7% al 8,6%.

Frente a este panorama el descontento social va en aumento y mucha de la bronca la canalizan los movimientos sociales, tal como se evidenció la semana pasada con diversos cortes en los accesos a la Capital y días anteriores con cortes frente a los supermercados.

Esta semana las organizaciones aguardan una reunión con el gobierno para obtener una respuesta a sus reclamos de aumento salarial y nuevos puestos de empleo. Tal como anunciaron, de no recibir una solución acorde al nivel de crisis y hambre que viven millones de familias, profundizarán las medidas de protesta durante los próximos días.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS