jueves 18 de julio de 2019 - Edición Nº532
Frente de Organizaciones en Lucha » Novedades » 6 feb 2019

Aumenta la pobreza

El poder adquisitivo de la AUH y de los programas de empleo cae en picada

La desvalorización de los salarios de las y los trabajadores hace que millones de familias deban recortar en necesidades básicas como alimentos, educación y salud. Tampoco la AUH alcanza para compensar esa situación.  


Desde la asunción del macrismo al gobierno los índices económicos vienen cayendo en picada. Los salarios de los programas de empleo se ubican por debajo del nivel de indigencia y no alcanzan para dar respuesta a las necesidades básicas de miles de familias. Sumado a que con la creciente inflación el poder adquisitivo de las y los trabajadores se ve cada vez más disminuido.

Según un estudio realizado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) que compara los primeros cinco meses del 2015 con el mismo periodo en 2019, la Asignación Universal por Hijo (AUH) perderá 20,2% de capacidad de compra.

En el caso de los programas de empleo, que por ley representan la mitad de lo que cobra un Salario Mínimo, en agosto del 2019 el aumento que otorgaría el gobierno sería de 6.250. Ante esto las organizaciones sociales reclaman que el incremento debe ser mayor para al menos poder equiparar el nivel de inflación.

En ese sentido, el estudio de CEPA aporta el dato de que para igualar el nivel de inflación el sueldo de los programas de empleo en agosto del 2019 debería ser 8.265$, y que de no alcanzarse ese monto las y los trabajadores estarían perdiendo 2015$ ese mes.  

Por ese motivo los movimientos sociales reclaman paritarias sin techo y movilizarán en los próximos días en la Capital Federal buscando entablar un canal de dialogo con el gobierno. Cabe destacar que para los sectores más pobres la inflación represento casi un 54% el año pasado, debido a que lo que más se encareció fueron productos básicos alimenticios que son los más consumidos en las barriadas.

A estos índices alarmantes, se le suman otros como la caída de la construcción en un 20,5% en diciembre pasado, mientras que en el caso de la industria fue del 14,7%. La baja en el primer rubro también es preocupante para los trabajadores en los barrios populares, ya que es una fuente de trabajo accesible sobre todo para los varones.

El país sufre una fuerte recesión económica, donde el 33% de la población se encuentra inmersa en la pobreza y la precarización laboral. Los despidos siguen a la orden del día tanto en el sector público como en el privado, lo que arroja a nuevas familias a tener que luchar para sobrevivir. Sumado a esto el endeudamiento externo ya equivale prácticamente a la totalidad del PBI, y el macrismo apunta a seguir consolidando su programa neoliberal para seguir beneficiando a los sectores más ricos.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS