domingo 16 de diciembre de 2018 - Edición Nº318
Frente de Organizaciones en Lucha » Opinión » 16 nov 2018

Marcha del Orgullo

“Con el orgullo de ser quien querés ser”

Este tercer sábado de noviembre, como desde hace 27 años, se realizará en la ciudad de Buenos Aires la marcha del orgullo trans travesti lesbiana gay bisexual. Desde el espacio de disidencias, Trans Tortas de Barrio FOL, escribimos nuestras experiencias para relatar por qué es importante asistir a esta marcha.


Por:
Trans Tortas de Barrio FOL

Desde la conformación del espacio de disidencias Trans Tortas de Barrio FOL, hace tres años ya, que invitamos a participar como organización en la marcha del orgullo. El orgullo para las personas heterosexuales es algo que llama la atención, porque no se comprende por qué sentimos orgullo. Desde las disidencias explicamos que el orgullo es por sentirnos y visibilizarnos en la identidad de género que el sistema patriarcal se encarga no solo de oprimir sino de desterrar. Orgullo de caminar de la mano junto a nuestras parejas, orgullo de besarnos en cualquier lugar que lo sintamos, orgullo de sentirnos en libertad de expresar nuestros deseos.

Todo orgullo es político

Salir del closet, coming out, visibilizarse. Todas estas expresiones dan cuenta ni más ni menos de la experiencia que sentimos quienes debemos decirles a la familia, amigxs y compañerxs que no somos lo que el sistema binario espera: hombre o mujer. No. Somos totalmente distintxs, y saber que no somos lxs únicxs y que debemos pelear por nuestrxs derechos, es el principio de nuestro activismo.


Les dejamos el relato de nuestras voces en primera persona, de cómo fue nuestra primera marcha del orgullo.

 

Sabri  En mi primera marcha del orgullo no sabía que era torta y fui a conocer y acompañar a mi amigx marica de toda la vida.  Ya era parte del FOL y me sumé con compañeras piqueteras a marchar. Fue una fiesta y eso entre otras cosas me ayudaron a desclosetarme. Luego  aparecieron las Tortas de barrio FOL y ahí estoy. Atravesadas por el patriarcado pero trabajando en eso. Orgullosa y torta piquetera

Damaris Mi primera experiencia de marcha del orgullo. Yo ya era bastante grande, fui con mi actual compañera. Fue hace como 4 años, todavía no existía tortas de barrio, yo ya estaba organizada en el FOL, y fuimos con mi compañera, nos encolumnamos con Desde el Fuego recuerdo, en ese momento estaba La Brecha. Y fue bastante raro, fue como sorprendente ver. Ver el orgullo. Porque una lo sabe de nombre, de lo que ve en la tele, de lo que te quieren mostrar los medios de lo que es la marcha del orgullo, y estar ahí y ver a las compañeras y compañeros apoderarse de las calles vivenciando el orgullo de ser quienes son, de sus identidades, fue algo que nos sorprendió mucho con mi compañera. Una sensación muy fuerte que me hizo tener muchas ganas de poder llevar eso a los barrios. No había casi nadie del FOL, esa vez. Había muy pocas compañeras y lo primero que pensé fue ojala las compañeras de los barrios lo puedan ver, lo pacifica que era la marcha y que era una fiesta y que parece que nadie está controlando nada, es una de las marchas más alegres. ¿Dónde están los barrios? Faltaban la gente pobre ahí las tortas, los putos, las travas pobres y un poco creo que eso también dio un empujón para formar Tortas de Barrio.

Solana  Tenía 16, 17 años en esa primera marcha. En Olavarría, yo no me identificaba como lesbiana, no sé si había registrado deseo lésbico, pero bueno, que sé yo. Fui más en calidad de militante. Fui con amigas del espacio de militancia de ese momento y me acuerdo que me llamaba mucho la atención un señor, que marchaba al lado de la columna, pero que no se quería meter del todo, aunque claramente quería marchar, era una marica. Y después de esa experiencia, pocos años después, ya marché en La Plata y en CABA

 

Verónica  Soy de zona norte del comedor Sin Fronteras, tengo 27 años, mi primera vez en la marcha del orgullo fue el año pasado, en la marcha que fui al Encuentro de Mujeres, en Chaco, fue mi primera experiencia. Me gustó un montón, conocí mas gente conocí mucha gente. Encontré compañeras que me abrieron puertas, me gusto un montón. Después fue la segunda en noviembre también del año pasado en CABA. Y esta va ser mi tercera vez y me encantaría que venga más gente, ¡son bienvenidas!

 

Mariano  Mi primera marcha fue hace ya varios años atrás, no me hagan decir el número porque me prendo fuego. Fue cuando otra identidad habitaba mi cuerpo. Fui sola y allá me encontré con una amiga torta, Inés mi primera amiga torta. Lo que sentí en ese momento fue un acto de liberación, fue como llegar a ese lugar que era todo una fiesta, tranquilidad que era todo orgullo genuino de ser quien una es. En esa marcha yo conocí a Claudia Pía Baudracco que era la fundadora de ATTTA y ahí empecé toda mi revolución interna, de que yo elegía en ese momento vivir como una mujer lesbiana o no sé si era que elegía o era lo que en ese momento sentía que parte de mi identidad era eso. Empecé a hacerme muchas más preguntas y devino en lo que soy ahora, una cosa muy extraña. Pero bueno esa marcha fue súper importante para mí, donde conocí a mi primera amiga torta, donde conocí a una de las personas más inspiradoras de mi vida, por lo cual yo lucho todos los días y estoy orgulloso de mi identidad gracias a haber conocido a ella, gracias a haber conocido toda su lucha, su orgullo de ser quien es. Entonces mi primera marcha fue reivindicarme a mí mismo de que estaba bien ser quien yo era. Ese mismo año yo hago mi coming out con mi familia, y ahí empezó mi viaje por lo que es la militancia y el activismo.
A mí me flashó la familia, putos con chicos, tortas con chicos, mucha trava no la que te venden en los medios, sino mucha gente orgullosa.

Ernestina Mi primera marcha del orgullo fue allá por 2003. Era la XII Marcha del Orgullo y yo ya tenía 32 años. Antes no había participado, la veía lejana a mi militancia, a pesar de sentirme lesbiana, de identificarme con los reclamos de la comunidad contra la discriminación. Pero no fue hasta pasado 2001 y 2002 que me involucré en otras luchas. Yo en ese momento era integrante de ANRed y con la excusa de “ir a cubrir” fui, con mucha curiosidad, pero con mucha más timidez. Y fue una fiesta. Una gran fiesta por la avenida de Mayo. Tuve la fortuna de conocer a Lohana Berkins, a Marlene Wayar, a Diana Sacayán, esas grandes travas. Ellas hacían la diferencia en torno a esos enormes camiones de los boliches. Luego supe que ellas y muchxs más llevaban a cabo la contra marcha con consignas más radicales y anticapitalistas.
Acallada por un espíritu tímido durante años, esa inquietud por ver el orgullo fue explosión esa tarde. A la noche ya era una más de la caravana que llegaba a Congreso totalmente orgullosa. Y desde ahí que no falté a ninguna marcha del orgullo. Pasaron los años y hoy me encuentro en el FOL, organizada en Tortas de Barrio. Invitando a mis compañeras y compañeros de la organización que vengan, a sentir el orgullo de ser como quieras ser.

Romina Soy Ro de la regional sur diésel barrio El Alpino... Yo desde que decidí vivir mi vida como realmente me sentía desde ese momento me sentí orgulloso de mi mismo. En 2016 me organicé, y conocí a Sabri quien fue la que me impulsó a sumarme a Tortas de Barrio, la verdad que desde que me sume con ellas me sentí súper cómodo encontré personas muy lindas... Mi primera marcha fue el año pasado en Florencio Varela fue una experiencia muy emocionante, también participé en la marcha torta de Trelew.

 

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS