domingo 16 de diciembre de 2018 - Edición Nº318
Frente de Organizaciones en Lucha » Novedades » 15 nov 2018

Aprobaron el presupuesto 2019

La mayor parte de los fondos irán a pagar la deuda

Al final sucedió lo que se preveía. El peronismo dialoguista le concedió al oficialismo los votos necesarios para aprobar un presupuesto acorde a las órdenes del FMI y en detrimento de toda la clase trabajadora.


Con 45 votos a favor el gobierno aprobó ayer el presupuesto 2019, a pesar de las importantes manifestaciones en contra que se realizaron tanto ayer como cuando se logró la media sanción en la cámara baja. Un sector del bloque peronismo federal le otorgó los votos necesarios para que el oficialismo pudiera avanzar con el ajuste y con los requisitos del FMI.

A pocos días de que se lleve a cabo la Cumbre del G20 para el gobierno era clave que el presupuesto 2019 este aprobado, ya que el objetivo del macrismo es demostrar que todavía puede garantizar la gobernabilidad y cumplir con las metas pautadas para los desembolsos del préstamo con el FMI. En los próximos días arribarán los y las presidentes de las económicas más fuertes del mundo, y todos los esfuerzos del Pro estarán destinados a mostrar una imagen positiva y tranquila de Argentina.

En la distribución de fondos del año que viene, la única partida que crece considerablemente por encima de la inflación es la destinada a pagar la deuda externa con 596.000 millones de pesos. Mientras que se registran fuertes recortes en educación, salud, cultura, género, obras públicas y vivienda.

En particular la construcción es una fuente de empleo muy importante, por lo que la reducción en los dos últimos ítems acarreará mayor desocupación y pobreza para los sectores más desfavorecidos. Mientras que el achicamiento en el resto de las áreas también generará más despidos en sectores que hasta el momento contaban con un trabajo formal y estable, y que ahora se verán arrastrados a la desocupación y las dificultades de encontrar un nuevo empleo.

A su vez, son los sectores más empobrecidos los que más utilizan los servicios públicos de educación y salud, por lo cual esto redunda en un riesgo mayor para la vida de las personas, ya que es conocida la situación deplorable en que se encuentran las escuelas y hospitales. La evidencia más cruda fue la explosión de una garrafa en un establecimiento educativo de Moreno que se cobró la vida de Sandra y Rubén.

Por su parte, en lo que respecta a género la partida destinada al Instituto Nacional de las Mujeres se retrae un 18% en relación a la inflación. Los 234 millones que se destinan a esta área representan apenas 11,36 pesos por mujer, en un contexto en el cual desde enero hasta noviembre del 2018 ya se registraron 216 femicidios, según el registro que lleva adelante el observatorio de MuMala.

Con todo este panorama, las promesas de campaña del macrismo son cada vez más irrisorias y lejanas. Allá por el 2015 aseguraban que llevarían la pobreza a 0 y que una de sus principales metas también era combatir la violencia de género, cuestiones que hoy pasan a estar en la última prioridad para el gobierno.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS