jueves 15 de noviembre de 2018 - Edición Nº287
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 2 nov 2018

Después de cinco meses

El Estado le niega el reconocimiento a la identidad de género a un trabajador

El registro civil de Tucumán viene poniendo trabas burocráticas para que Lihue obtenga su nuevo DNI con el reconocimiento de su identidad autopercibida.


Lihué es herrero y miembro de la Cooperativa El Hormiguero del Frente de Organizaciones en Lucha de Tucumán. Hace 6 meses inició el proceso de reconocimiento de su identidad de género. Si bien lo central en estos casos es ejercer el derecho a llamarse y nombrarse con la identidad autopercibida, eso va acompañado de un largo proceso legal y burocrático que se inicia con la obtención del nuevo DNI, pero que continúa con cambios en títulos de estudios y certificados diversos, hasta cambiar toda constancia donde figure su nombre anterior.
En el caso de Lihué, estos pasos legales se iniciaron con la obtención del nuevo DNI, trámite iniciado hace cinco meses acompañado con la obtención de las actas de nacimiento y de archivo para ser corregidas con el nuevo nombre elegido. Con eso en la sección “género” del registro civil se emite el acta de nacimiento nueva que llega ya con la identidad que corresponde. Lihué consiguió -hasta ese paso-, los papeles en un plazo prudencial y lógico, pero allí empezaron los problemas.
El 16 de agosto llegó su nuevo DNI, pero exactamente igual al anterior, sin el cambio que corresponde como derecho, amparado en la Ley de Identidad de Género (N° 26743) sancionada en 2012. La ley, vale aclararlo, no pide tratamiento de hormonas o cambio de sexo con cirugía como condiciones para realizar el cambio de identidad de género, entre otros derechos.
Esto generó que tuviera que realizar nuevamente el trámite, además de una natural desmoralización. El proceso de reconocimiento implica muchas cosas, en donde lo legal no es lo más importante, pero son innegables las molestias que genera tener que volver a hacer la gestión en el registro civil y explicar todo lo sucedido.
Esto fue lo que hizo Lihué ante una empleada del Registro Civil de Tucumán, y volvió a pedir el DNI. Pero, pero cuando éste llegó, el 18 de octubre, fue nuevamente sin el cambio correspondiente.
En lo cotidiano las instituciones no reconocen el derecho a la identidad y esto genera que se tenga que aclarar innecesariamente la situación (“figuro así pero me llamo de otra manera”) vulnerando derechos y ejerciendo violencia institucional y discriminación.
Desde el FOL explicaron "hacemos pública esta situación, antes que Lihue inicie nuevamente el tramite, porque como Cooperativa dentro del FOL a diario acompañamos este proceso y consideramos que sus derechos están siendo vulnerados y que tiene que cumplirse sin inconvenientes su derecho a la identidad, que, en este caso, se manifiestan a través de un nuevo DNI"

MI NOMBRE, MI IDENTIDAD, MI DERECHO

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS