miércoles 19 de diciembre de 2018 - Edición Nº321
Frente de Organizaciones en Lucha » Novedades » 10 oct 2018

Tras la manifestación en Desarrollo Social

La dignidad tarefera: da un paso adelante en su reclamo histórico

Este año realizaron distintas medidas de protesta que incluyeron acampes y cortes de ruta. Ayer por primera vez obtuvieron una respuesta, aunque bastante escaza.


Organizaciones tareferas y movimientos sociales llevaron a cabo una medida de protesta durante la jornada de ayer, frente al Ministerio de Desarrollo Social, para exigir el pago de un bono interzafra de 6500 pesos, para la totalidad de las y los trabajadores. Si bien estaba programado realizar un acampe, la medida se levantó a media tarde tras haber entablado un canal de dialogo con el gobierno. 

El ofrecimiento por parte del gobierno consiste en otorgarles a las y los cosechadores una tarjeta alimentaria de 2350 pesos, que podrían usar durante los 12 meses del año y que es compatible con el bono interzafra. Además el acuerdo estipula que en lo inmediato el beneficio alcanzará a unos 10 mil trabajadores, y en los próximos meses se sumarían los restantes, incluyendo también a aquellos que se encuentran en trabajando en negro.
Referentes de las distintas fuerzas plantearon que la respuesta es muy insuficiente y que por tal motivo permanecerán en estado de alerta y movilización hasta tanto no se cumpla con lo acordado, y también para poder avanzar en otras medidas que apunten a mejorar las condiciones de vida del sector yerbatero.
Luego de la manifestación, mantuvieron una reunión en el Congreso con diputados de distintos partidos, dentro de los que se encontraban: Ricardo Wellbach y Jorge Franco (Partido renovador de Misiones), Luis Pastori (Cambiemos Misiones), Pablo Torello (Cambiemos BsAs), Luis Basterra (FPV Formosa), Leonardo Grosso (Evita BsAs).
Allí llevaron el planteo de la modificación del artículo 22 de la Ley 25564, del instituto Nacional de la yerba mate INYM, por el cual se crearía el Fondo Especial Yerbatero (FEY). El mismo consiste en cobrar un 5% de impuesto por cada paquete de yerba que se consume, para que lo recaudado se destine en un 40% a mejoras y políticas sociales para las y los tareferos, mientras que un 20% iría al INYM y otro 40% a los pequeños productores de menos de 30 hectáreas.

Hasta el momento los funcionarios se comprometieron a hacer las modificaciones planteadas, por lo que las organizaciones permaneceran atentas hasta que eso se concrete. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS