domingo 21 de octubre de 2018 - Edición Nº262
Frente de Organizaciones en Lucha » Niñez/Juventud » 16 sep 2018

Recuperar la memoria

A 42 años: Los lápices siguen escribiendo

En un nuevo aniversario de la Noche de los Lápices el grupo de Jóvenes del FOL participó de la marcha en la ciudad de La Plata junto a estudiantes secundarios y organismos de Derechos Humanos.


El 16 de septiembre de 1976, diez estudiantes de secundaria de la ciudad de La Plata fueron secuestrados y torturados por la dictadura cívico – militar que lideraba Jorge Videla. De ellos, solo cuatro lograron sobrevivir. A 42 años de la Noche de los Lápices, los estudiantes siguen luchando por una educación pública, gratuita y de calidad, y recordando a aquellos que lucharon por lo mismo durante el terrorismo de Estado.
Este año se realizó una marcha que agrupó a colegios secundarios, agrupaciones universitarias y organizaciones de Derechos Humanos bajo el lema “Con hambre no se puede estudiar”, en un claro reclamo a las políticas económicas y educacionales que lleva a cabo el gobierno de Cambiemos, y en donde participó también el grupo de jóvenes que integra al Frente de Organizaciones en Lucha (FOL)
En La Plata, Jóvenes del FOL es integrado por adolescentes de barrios populares de la misma ciudad, comenzó a indagar e interesarse por este tema hace ya varios años. Mariana es coordinadora del grupo y militante del FOL, ella misma cuenta que el tema surgió de la curiosidad de los jóvenes por saber qué había sido la dictadura y qué había sucedido en la ciudad.
Los Jóvenes del FOL asisten todos los sábados a un taller formativo, en donde además de aprender y debatir sobre temas de actualidad, pueden resolver sus dudas, crear y divertirse. Tres años atrás, luego de mirar la película y reconocer los espacios y las distintas luchas que se daban, decidieron salir a las calles junto a estudiantes secundarios y universitarios para reclamar por el boleto estudiantil.
Desde el taller los jóvenes primero comenzaron a problematizar y a entender la necesidad de que el transporte sea gratuito, para que la educación también pueda serlo. Luego, a lo largo de los años, y más específicamente en este, se trataron temas como la importancia de la educación pública, su significado y el conflicto docente que aconteció durante estos últimos meses.
Hoy en día son ellos quienes levantan una bandera con el lema “Los lápices siguen escribiendo”. Participan en movilizaciones estudiantiles y en cada una de las marchas por la Noche de los Lápices en memoria de los seis estudiantes que fueron desaparecidos junto a otros cuatro torturados, para exigir justicia y que nunca más se repita.
El día en que los estudiantes fueron secuestrados, se encontraban en las calles peleando por el Boleto Estudiantil, un derecho que habían adquirido y perdido luego del golpe de Estado. Fueron torturados luego de ser detenidos en un operativo llevado a cabo por la policía bonaerense, dirigida en ese momento por Ramón Camps y Miguel Etchecolatz.
Luego de la dictadura, los estudiantes de todo el país siguieron movilizándose por sus derechos, y hoy pisan la calle con fuerza frente al desfinanciamiento de la educación pública y la desidia estatal que se ve reflejada en las pésimas condiciones edilicias de las escuelas, la falta de presupuesto y la consecuente muerte de dos trabajadores de la educación en Moreno, y el secuestro y tortura de una tercera. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS