domingo 21 de octubre de 2018 - Edición Nº262
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 3 ago 2018

El ajuste mata

Tras la muerte de Sandra y Rubén, toda la comunidad educativa de Moreno salió a pedir justicia

La fuga de gas que provocó una explosión en la Escuela Nº 49 terminó con la vida de dos trabajadores de la educación. La gobernadora bonaerense calla y el ministro de cultura se exime de la responsabilidad.


El jueves por la mañana una explosión provocada por una pérdida de gas en la Escuela n°49 “Nicolás Avellaneda”, causó el inmediato fallecimiento de Sandra Calamaro y Rubén Rodríguez, dos trabajadores de la educación. El hecho ocurrió veinte minutos antes de que los chicos entraran a clases y la noticia conmocionó a todo el país. Ayer y hoy toda la comunidad de Moreno se movilizó para pedir justicia y señalar principalmente la responsabilidad de la gobernadora María Eugenia Vidal.

Silvia es vecina del barrio San Carlos de Moreno y militante del FOL, y sus hijos asisten a la escuela en donde ocurrió la explosión. El colegio tiene doble jornada, por lo que allí los chicos tomaban el desayuno, el almuerzo y la merienda, y además contaban con el programa de “Coros y Orquestas”, una actividad recreativa que se dictaba los sábados y que llevaba adelante la vicedirectora.

Para Silvia y otras madres que pertenecen al FOL y llevan a sus niños a esa institución fue una noticia muy dolorosa, ya que para ellas Sandra era una mujer muy trabajadora y que “estaba en todo”: se dedicaba a la orquesta, le preparaba el desayuno a los nenes y actuaba en los actos escolares. Silvia siempre estuvo muy agradecida con la vicedirectora, debido a que fue ella quien la acompaño para que su hijo que tiene Transtorno Generalizado del Desarrollo pueda permanecer en la escuela y realizar sólo media jornada.

 

 

Las madres remarcaron su preocupación porque “el problema del gas venía desde hace mucho ya. En su momento se suspendían las clases porque había mucho olor y tenían que venir a arreglar, pero después seguía el tema”. La sola idea de pensar que allí podía haber cientos de niños y niñas les pone la piel de gallina, y aseguran que hubiera sido una catástrofe aún mayor.

Ahora les queda la preocupación de cómo se va a resolver la continuidad y la contención de los niños, niñas y de sus familias, que temen en volver a mandarlos a clases. Además muchos provienen de familias humildes que solo acceden a un plato de comida cuando asisten a la institución.

Esta problemática junto a otras viene desde hace muchos años, y a razón de eso todo el barrio junto con la escuela impulsaron, un tiempo antes, una movilización al consejo escolar para que les den una solución, sin obtener ningún tipo de respuesta. “Tenemos que apoyar a los docentes, porque el conflicto no es solo de ellos; ellos son los que ponen la cara y hacen los reclamos y no les hacen caso, entonces la lucha de ellos también es nuestra lucha, porque los chicos no pueden estar sin educación. Toda la comunidad se tiene que levantar” dijo Caro, otra de las militantes del FOL.

 

 

 

La gobernadora María Eugenia Vidal, el ministro de educación Alejandro Finocchiaro, y Gabriel Sanchez Zinny de la Dirección General de Cultura y Educación son los principales responsables, y han decidido desligarse de los hechos. Mientras que Vidal se mostró hoy sonriente junto al presidente Mauricio Macri en un acto de Anses en Quilmes, Sanchez Zinny decidió “romper” con el silencio y en una entrevista radial, culpó a la gestión anterior y además pidió “no politizar la situación”.

 

 

No es un caso aislado

 No es novedad que son miles los docentes que año a año se ven expuestos a dar clases en escuelas en pésimas condiciones edilicias que ponen en riesgo su vida y la de sus estudiantes.  Un mes atrás el Frente de Unidad Docente Bonaerense presentó un listado con 46 instituciones que tenían fugas o desperfectos en las redes de gas, junto a otros problemas estructurales.

Luego de llamar a un paro, docentes de la provincia se movilizaron en la mañana de hoy para exigir justicia por Sandra y Rubén. En Moreno se convocó a una marcha que partió de la plaza San Martín, pasó por el Consejo Escolar y culminó en la municipalidad, junto a colegas y alumnos de la institución.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS