sábado 15 de diciembre de 2018 - Edición Nº317
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 1 ago 2018

sigue el escándalo

La Rata Larreta

Se conocieron nuevas denuncias del medio web El Destape sobre la causa de aportantes truchos de Cambiemos. Las denuncias llegan a la campaña de Elisa Carrió y Rodríguez Larreta en el 2017.


Hace años que el PRO se jacta de que la Ciudad de Buenos Aires le funcionó como plataforma para ganar las elecciones nacionales. Ahora se sabe que no era por la gestión, sino por utilizar la caja del Estado para financiar las campañas de sus candidatos. Según el informe periodístico, unos 22 empleados del Gobierno de la Ciudad recibieron bonos o plus salarial en Marzo de 2017 por entre $25mil y $120mil. Luego, quienes recibieron ese dinero, habrían aportado en efectivo el mismo monto y todos el mismo día hasta sumar $300mil.

Esta metodología para utilizar dinero público en favor de una campaña política, se suma a la ya vieja práctica de utilizar nombres de ciudadanos para blanquear dinero aportado por empresas que luego resultan beneficiadas en licitaciones poco transparentes. Un ejemplo es el recordado caso de Fernando Niembro que había recibido $25 millones en una empresa sin empleados. Otro, empresas (también sin empleados) que arreglan veredas por montos millonarios cuando el actual ministro Macchiavelli era secretario. Y el listado continúa.

 

Varas distintas

 En los últimos meses, desde el FOL denunciaron que "cada vez que nos acercamos a discutir con el Gobierno de la Ciudad por los programas de empleo, los comedores comunitarios, arreglo de plazas en villas, etc., la respuesta siempre es “no hay plata”. Es llamativo que la plata no alcance para obras básicas en nuestros barrios populares, o para paliar mínimamente la grave situación social que vivimos cientos de miles. Más llamativo es cuando se demuestra lo que era un secreto a voces: la utilización de los fondos públicos por parte del Gobierno para financiamiento electoral".

Pero además, en un contexto donde la inflación alcanza el 30%, la canasta básica para no ser pobres en la Ciudad es de $19.000, el Jefe de Gobierno de la Ciudad vio aumentar su sueldo un 34%. Mientras tanto, las y los cooperativistas cobran míseros $8mil luego de tener un aumento del 15%, en tres cuotas. Las y los docentes y estatales también han sufrido aumentos similares y por ahora, Larreta se niega a reabrir las paritarias (que firmó sin consulta previa).

En el distrito más rico del país, el PRO utiliza varas distintas. Millones para campañas publicitarias que le garantizan las elecciones y blindaje mediático, aumentos siderales para los funcionarios. Voceros del Fol expresaron "mientras habla de urbanización y de integrar los barrios populares (con grandes negocios de por medio con empresas amigas), el Gobierno se niega a garantizar nuestros derechos más básicos: un plato de comida caliente, un sueldo digno que llegue a fin de mes, un trabajo digno. Por esto, en la cuna del proyecto neoliberal que gobierna el país, es necesario que los movimientos sociales nos pongamos a la cabeza de la resistencia. Que en la más amplia unidad, logremos enfrentar el ajuste que cae sobre nuestras espaldas. Y que Cambiemos sienta el temblor desde abajo, en las calles de su ciudad natal".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS