lunes 22 de octubre de 2018 - Edición Nº263
Frente de Organizaciones en Lucha » Novedades » 24 jul 2018

Sin freno

La pobreza crece a pasos agigantados

Pese a los intentos del oficialismo por demostrar optimismo, la situación de crisis social y económica se hace sentir en grandes sectores de la sociedad, y cada vez son más las personas que viven en la pobreza.


La crisis económica golpea fuerte a grandes sectores de la población, y el panorama no parece cambiar en los próximos meses. Por el contrario en Septiembre y Octubre habrá aumento de la luz y el gas que rondará entre el 25 y el 30% lo que generará que la inflación siga incrementando y se traslade a otros productos de consumo básico.

Hace unos meses el Presidente Mauricio Macri argumentó que estábamos en un momento de “turbulencia” que pasaría pronto, pero todos los indicadores económicos echan por tierra de manera rotunda el forzado optimismo de Cambiemos.

Los últimos datos del Indec estimaron que en junio la inflación fue de 3,7%, la más alta en los últimos 25 meses, siendo los alimentos, las bebidas no alcohólicas, y el transporte los que registraron el mayor incremento. Por otro lado, en Capital Federal una familia tipo (dos adultos y dos niños) necesitó 19.732$ para no ser pobre durante el mes de julio, y un ingreso de 9.554$ para no ser considerados indigentes.

Cabe recordar además, que según datos de la UCA el 48% de los niños y niñas en Argentina son pobres, el 17,6% tiene déficit en sus comidas, el 8,5% pasa hambre y el 33% se alimenta sólo en los comedores populares.

Hasta el momento las respuestas del gobierno a esta grave situación vienen siendo todas medidas de parche, tales como los aumentos en planes alimentarios y ayuda a comedores que anunció el miércoles pasado la Gobernadora María Eugenia Vidal.

En la misma sintonía hace pocas semanas se discutió en el Congreso una reforma a la ley 25.989 que establece la donación del sobrante de alimentos para los sectores pobres. El principal cambio fue establecer la quita de responsabilidad a las empresas  por las consecuencias que podría acarrear la distribución de alimentos próximos a vencerse.

Esa iniciativa fue impulsada con ímpetu por la Diputada Elisa Carrió, quien también protagonizó un escándalo tras sus polémicos dichos acerca de que la clase media debía dar changas y propinas para combatir la desocupación. Todo este accionar deja en evidencia que el rumbo de la política económica del macrismo sigue orientado a beneficiar a los sectores más ricos de la especulación financiera, mientras que para las y los trabajadores se acrecienta el trabajo informal, la desocupación, las sobras de los alimentos, y las medidas caritativas y asistencialistas.

A su vez, desde distintos movimientos sociales se viene denunciando la situación de extrema precariedad en la que se encuentran los beneficiarios del programa Hacemos Futuro, quienes actualmente cobran un salario de 5 mil pesos, lo que los ubica por debajo del nivel de indigencia. Y si bien la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, los recibió a principios de Julio, la demanda por un aumento salarial del 30% levantada principalmente por el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) sigue sin ningún tipo de respuesta. Por lo que se espera que continúen las medidas de protesta a lo largo de lo que resta del año.

Por último, en este contexto el gobierno anunció el cambio en las funciones de las Fuerzas Armadas que pasarán a cumplir tareas de “seguridad interna”, lo que provocó el rechazo de distintos sectores de la oposición, quienes denunciaron que el objetivo que persigue Cambiemos es implementar el ajuste con represión.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS