domingo 21 de octubre de 2018 - Edición Nº262
Frente de Organizaciones en Lucha » Niñez/Juventud » 3 jul 2018

Crisis alarmante

La niñez es uno de los sectores más golpeados por el ajuste

Según estadísticas de la UCA el índice de pobreza e indigencia aumentó bruscamente. Además existe un gran déficit frente a la cobertura de necesidades básicas como alimentos o salud.


Las políticas económicas de Cambiemos están afectando gravemente el bolsillo de los trabajadores y trabajadoras, aumentando así los índices de pobreza que el año pasado se encontraban en un 25,7% según datos del INDEC, y este año llegarían a un 29%. Las cifras más preocupantes son las que develan que casi la mitad de los niños del país se encuentran en condiciones de pobreza o indigencia, que el 17,6% tiene déficit en sus comidas, el 8,5% pasa hambre, y el 33% se alimenta en los comedores populares.

Tamara es trabajadora social y participa dentro del Frente de Organizaciones en Lucha en espacios de niñez y educación. Junto con organizaciones como el MTR y el Frente Arde Rojo coordinan 21 jardines populares.

“Con el avance del ajuste los pibes vienen a nuestros espacios donde a veces es la única alimentación que perciben a diario y también se observan necesidades en relación a la vestimenta. En ese contexto las educadoras se enfrentan al problema concreto de tener que dar una respuesta que debería garantizar el Estado siendo ellas quienes de forma paliativa intentan realizar un acompañamiento en la crianza de ese pibe, y a su vez de su familia para que busquen cómo garantizar cierto acceso a la salud y la alimentación” explicó Tamara.

Las políticas para la niñez son escazas y poco efectivas. En Nación está el Plan de Primera Infancia que pertenece al Ministerio de Desarrollo Social y en provincia el programa denominado Unidad de Desarrollo Infantil. Ambos tienen un funcionamiento similar, ya que otorgan a los jardines una beca mensual de 1000$ por niño, con la cual se debe costear el alimento, los materiales para la propuesta pedagógica y los salarios para el equipo de profesionales y educadoras.

Además de que estos montos son totalmente insuficientes para poder garantizar todo lo que requieren los jardines, solo 12 de los 21 espacios que existen en CABA y GBA están oficializados por el Estado. Más de 400 chicos y chicas circulan a diario por estos jardines, y para la gran mayoría es la única forma de acceder al alimento.

Por otro lado, este tipo de política pública perpetua la precarización laboral, ya que como contó Tamara “el programa no contempla salarios docentes por lo tanto cada espacio debe ver cómo resolver el sueldo para cada una de nuestras compañeras”.

En esta misma sintonía, desde el espacio de niñez del FOL reclaman que sea el Estado el que garantice que haya vacantes en los jardines municipales para niños a partir de los 45 días, ya que ante la crisis económica que se vive madres y padres deben salir en búsqueda de trabajo y muchas veces no tienen con quien dejar a sus hijos.

 A raíz de la situación de crisis extrema en la que se encuentra gran parte de la niñez, desde las distintas organizaciones que coordinan los jardines populares se está programando una movilización para exigir el reconocimiento de la totalidad de estos espacios, el aumento de las becas y un incremento mayor de la partida para alimentos.

 

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS