jueves 15 de noviembre de 2018 - Edición Nº287
Frente de Organizaciones en Lucha » Comunicados » 2 jul 2018

Capital Federal

La 31 se organiza frente a los atropellos del gobierno de la ciudad

¡por nuestra casa, nuestra familia, y nuestra cultura!. ¡Por nuestra comunidad y nuestro arraigo!. Para que la tierra sea nuestra. Para que nuestra voz sea escuchada. Para que nuestros derechos sean respetados.


Desde que llegó el macrismo al gobierno de la ciudad, viene imponiendo, a punta de engaño, ninguneo y represión, la “urbanización” del Barrio Carlos Mugica, que es en realidad una movida tan grande como oscura para romper el tejido social del barrio y poner los terrenos a disposición del mercado inmobiliario especulativo afín al gobierno.

La Ley 3.343 de 2009 fue el resultado de años de lucha por parte de las y los vecinos del barrio contra los deseos de erradicación de los distintos gobiernos, desde el principio de los tiempos. Esta Ley prevé la realización de un dictamen que regularice la ejecución del plan de urbanización, “que incluya la voz y propuesta de los vecinos” (algo que jamás sucedió) y que se complemente con el Código de Planeamiento Urbano, pensado este último sin tener en cuenta las características y realidades concretas de la ciudad, que busca aumentar el precio del suelo y los alquileres, a la vez de que le da mayor seguridad jurídica a las empresas.

Como establece la Ley, se debe garantizar el acceso a la información y participación de vecinos y vecinas del barrio, algo que no se cumple. Frente a esto, desde hace años se viene reuniendo la Mesa de Urbanización Participativa, compuesta por vecinas, vecinos y organizaciones sociales, todas y todos ellos comprometidos con la lucha por el buen vivir dentro del barrio. Es en esta Mesa donde la gente del barrio accede a la información y encuentra el espacio para participar, por lo que cuenta con la legitimidad para ser tenida en cuenta de manera vinculante en las decisiones de la urbanización, tal como establece la Ley.

Solo en lo que va de este año, la acumulación de medidas que atentaron y atentan directamente contra la dignidad de las y los vecinos, como fueron: tumbar la principal escuela y poner a las y los pibes a recibir clases en un galpón; despedir a las y los trabajadores sociales estatales del barrio; desalojar violentamente y sin orden a familias enteras de un momento al otro; que la policía de la ciudad reprima con bala de plomo y persiga a pibes inocentes tras llevarse puesta a una nena de 6 años con un cuatriciclo –entre otras tantas cosas no menos nefastas-, ya fue demasiado. Se les prendió la alarma a la mayoría de las y los vecinos, que comenzaron a ver en la organización popular la única resistencia posible a semejantes injusticias.

Ante la pasividad de buena parte de las y los delegados y consejeros del barrio, la Mesa ha venido demostrando un crecimiento y una fuerza que pone en jaque el gran plan de la SISU: hacer aprobar en la Legislatura de la Ciudad, el próximo 10 de julio, un dictamen hecho íntegramente entre las mismas instituciones estatales que responden al Gobierno y a los intereses especulativos inmobiliarios.

Se vienen realizando todos los días asambleas por sector, exigiendo la suspensión de la presentación y reuniones con la SISU que tengan un carácter vinculante para la realización del dictamen. Es que sin información ni participación, NO es urbanización. El gobierno no cumple con la Ley y no puede urbanizar sin que todo el barrio esté informado y apruebe el proyecto. Ante la continuidad de esta política nefasta, las manifestaciones son y seguirán siendo cada vez más contundentes y masivas. Las y los vecinos no se van a quedar de brazos cruzados y van a saber estar a la altura de todas y todos los compañeros que dieron la vida luchando por la dignidad del barrio y sus habitantes, como el gran Carlos Mugica.

 

Para más información, FB /mesaporlaurbanizacionvilla31y31bis o Tw @mesa_bis

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS