lunes 22 de octubre de 2018 - Edición Nº263
Frente de Organizaciones en Lucha » Género » 18 jun 2018

Disidencia

Perpetua a Gabriel David Marino por el travesticidio de Diana Sacayan

Organizaciones disidentes y personas trans vienen peleando por esta sentencia desde hace años, y aunque esto se convierte en una victoria, su lema es "justicia es que no haya pasado".


Por:
Tortas de Barrio

Esta mañana, a 2 años y 8 meses del asesinato de Amancay Diana Sacayán, se conoció la sentencia: fue travesticidio. En un fallo histórico Gabriel Marino fue condenado por el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N° 4 de la Ciudad de Buenos Aires a prisión perpetua por “homicidio triplemente agravado por haber sido ejecutado mediando violencia de género por odio a la identidad de género y con alevosía y robo”.

La Justicia en un proceso histórico reconoció como travesticidio el crimen de Diana. Amancay Diana Sacayán fue asesinada de 13 puñaladas el 10 de octubre de 2015, en el barrio porteño de Flores. Ese fin de semana de octubre se había realizado el Encuentro Nacional de Mujeres en Mar del Plata, y extrañó que Diana no haya asistido. Ella era representante para el Cono Sur de Asociación Internacional de Lesbianas, Gays y Bisexuales (ILGA) y referente del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL) surgido del Movimiento Territorial de Liberación, en 2001.

Diana fue una activista travesti de barrio que luchó por la Ley de Identidad de Género y por la Cupo Laboral Trans en la provincia de Buenos Aires. De orígenes piqueteros, también peleó por el medio ambiente en La Matanza, lugar donde su familia se afincó tras salir de Tucumán.

La lucha por los derechos de las personas trans y travestis la llevó a muchos lugares, realizando manifestaciones, marchas y dando charlas y talleres. Fue así como en 2013 Diana y su hermana Joanna dieron un taller de sexualidades en uno de los barrios del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL).

Una compañera recuerda que Diana “se vino desde Laferrere en colectivo hasta el cruce de Lomas de Zamora y de allí la fueron a buscar hasta llevarla al Galpón Cultural de Claypole”.

Marisa, nos explica que “fue la primera vez que una referente nos habló de disidencia, una jornada extensa e intensa, porque nos trajo una claridad sobre temas como cupo laboral trans en una lucha por trabajo genuino”.

“Diana nos dejó muchas enseñanzas, en el transcurso de la tarde nos relató parte de la vida de una trans, de una travesti del conurbano, marginadas y estigmatizadas por la sociedad, el escaso acceso a la educación y salud pública, la mayoría de ellas ejerciendo prostitución como único medio de vida. Lo que más nos impactó fue que dijera que el promedio de vida para personas trans era de 30 años.” Concluyó Marisa

Que falta que nos hace hoy una compañera como Diana, con toda esa fuerza de luchadora, con toda esa sonrisa de alegre rebeldía, con todas las ganas de cambiar el mundo
Hoy las Tortas de Barrio la recordamos, ¡Diana Sacayán presente! ¡Ahora y siempre!

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS