jueves 20 de septiembre de 2018 - Edición Nº231
Frente de Organizaciones en Lucha » Novedades » 18 jun 2018

Crisis económica

El gobierno comienza a preocuparse por el aumento de la conflictividad social

El gobierno de Cambiemos sigue sosteniendo que su plan económico es el adecuado y que se necesita abandonar el gradualismo. Pero a su vez, comienzan a pensar como contener el descontento de amplios sectores de la sociedad.


 

Las promesas de pobreza cero tan anunciadas por Macri durante su campaña, son cada vez más irreales. Por el contrario las medidas que viene llevando a cabo están desencadenando un escenario cada vez más tenso y algunos analistas ya anticipan que habrá un importante aumento del índice de pobreza.

A raíz de esto, el gobierno comienza a preocuparse y a buscar estrategias para contener un estallido social y el aumento de la conflictividad. Tal es así que ya anunciaron que retomaran el dialogo con las organizaciones sociales y sectores de la iglesia, y que actualizarán los montos de la Asignación Universal por Hijo, las jubilaciones mínimas, y posiblemente del programa Hacemos Futuro.

A su vez, tras el acuerdo con el FMI apuntan a poder disponer de 13.500 millones en 2018, como salvaguarda para contener a los sectores más desfavorecidos, y para los años siguientes un 0,2% del PBI.

De todas maneras será difícil controlar el descontento, ya que el enorme aumento de la inflación, los tarifazos y la corrida del dólar se trasladan de forma directa a una importante pérdida del poder adquisitivo y del valor del salario de miles de trabajadores y trabajadoras.

A su vez, si bien empiezan a delinear estrategias para girar fondos a los más vulnerables, por otro lado seguirán profundizando el ajuste con congelamiento de salarios y contrataciones, nuevos despidos, y reducción del presupuesto para obra pública e infraestructura.

El dólar alto beneficia a los sectores exportadores, que verán aumentadas sus ganancias de manera exponencial. Pero para el resto de la gente representa el aumento de los productos básicos, ya que al subir el precio del combustible eso impacta también en el resto de la cadena productiva.

Desde las organizaciones sociales ya manifestaron su decisión de profundizar la lucha y canalizar a través de la organización masiva y unitaria los reclamos de las y los trabajadores. La Marcha Federal fue una demostración de esa decisión, y la semana pasada se sumaron al paro convocado por las dos CTA, realizando ollas populares frente al Ministerio de Desarrollo Social.

A su vez la presión desde las bases de distintos sindicatos forzó a que la CGT convocara a un paro nacional para el próximo lunes 25 de junio, y se esperan cortes en diversos puntos de la capital y alrededores.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias