sábado 18 de agosto de 2018 - Edición Nº198
Frente de Organizaciones en Lucha » Género » 13 jun 2018

Misiones, Apóstoles

La construcción de redes como herramienta para acceder al aborto seguro

Misiones es una de las provincias que adhiere al protocolo de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) que ya existe en Argentina para ciertas causales, pero a pesar de eso el acceso a la información y a una práctica segura es nulo. En esta entrevista, una integrante del Frente de Organizaciones en Lucha de la ciudad de Apóstoles, habla desde su experiencia y devela la desidia del Estado en un problema de salud pública que afecta a miles de mujeres.


¿Cómo se trabaja esta problemática hacia el interior del FOL?

La situación acá es muy complicada porque no hay ningún tipo de acceso a información sobre aborto seguro. Lo que empezó a pasar hace algunos años es que están las socorristas, sobre todo en Posadas y ahí hay un poco mas de discusión. Yo hace muchos años que estoy a favor de la despenalización y legalización del aborto y siempre tuve a mano el acceso a la información y fui transmitiéndole a las compañeras.

 El debate siempre lo dimos en la comisión de género y se trabaja en algunas asambleas, pero algunas posiciones en contra del aborto son muy fuertes a raíz de la religión y el machismo. Entonces  tratamos de sacarlo de la cuestión religiosa y pensarlo como un derecho de las compañeras y que es algo que pasa, las compañeras abortan y eso no lo podemos negar. Todas conocemos mujeres que han abortado y sabemos en las condiciones que lo hacen. El tema es muy tabú, y da mucha vergüenza decir yo aborté o yo estoy a favor. Pero charlando con las compañeras y viendo las distintas aristas del tema, van atendiendo.

 

¿Cómo realizan los acompañamientos?

No existen las consejerías y en el hospital cuando te vas a hacer una ecografía te lavan mucho la cabeza y te hacen sentir mal. Si vos estas pensando en interrumpir un embarazo vas al hospital y te hacen una fiesta y por poco te regalan los escarpines, entonces eso te dificulta tomar una decisión. El Estado y la religión tienen un sincretismo impresionante, vas a cualquier escuela y hay una virgen, en los hospitales también. Está muy presente la idea del control sobre el cuerpo de la mujer.

Entonces recurrimos a las socorristas, y a través de ellas vamos organizándonos para poder acceder al misoprostol y a la información. Los acompañamientos se hacen por teléfono, las socorristas siempre están llamando a la compañera, para ir viendo que haga bien el proceso y que se sienta acompañada.

El acceso a los medicamentos es bastante complejo, porque es muy caro. Salen 3 mil pesos las 12 pastillas y hay que comprarlas en Posadas, porque acá en Apóstoles no hay farmacias amigables que te vendan.

También tenemos que ver cómo conseguimos la plata para los medicamentos, sacamos de fondos de nuestra organización que vamos juntando durante el año y que ya están previstos que se usen para eso, ya que la dificultad económica es muy grande.

 

¿Qué otros impedimentos existen a la hora de tomar la decisión de interrumpir un embarazo?

Yo creo que falta más discusión. Pero además hay un problema más general que es la violencia sexual en las relaciones de pareja, y eso es una cuestión que lo venimos charlando en talleres pero falta trabajarlo más, para identificarlo como violencia. Creo que de ahí surgen muchos embarazos no deseados, pero al estar en pareja se naturaliza, y se continúan esos embarazos como si fueran fruto de la pareja y la familia, pero en realidad son fruto de la violencia sexual. Esa misma violencia es la que no les permite a las compañeras tomar anticonceptivos. Al naturalizar esa situación también se naturaliza el hecho de llevar a término el embarazo, sea la consecuencia que sea.

 

¿Cómo es el acceso a los anticonceptivos?

En el hospital hay, pero muchas compañeras nos dicen que están vencidos. El otro método que hay es el subdérmico, pero no hay siempre, y cuando hay no lo difunden. Muchas compañeras se quedaron embarazadas por fallar los métodos anticonceptivos.

 

¿Cómo se da la discusión con los varones?

Tenemos compañeros que están a favor. Pero nos pasa que los compañeros opinan sobre lo que deberíamos hacer las compañeras, es muy difícil dar las discusiones porque ellos son los primeros en decirnos como son las cosas. Los varones muy machistas no están ni empezando a deconstruirse, si bien se están organizando talleres para varones, todavía queda mucho camino.

 

¿Cómo es la situación económica de las mujeres?

Es muy difícil. Las pastillas salen 3 mil pesos y nuestro sueldo es de 4 mil. Y depende de vos el acceso a las pastillas. Entonces hay muchas que no pueden porque se les va la mayor parte del sueldo solamente en las pastillas. Y la mayoría de las mujeres ya tienen hijos. Entonces en muchos casos no han interrumpido el embarazo por imposibilidad económica. Después también hay médicos que te hacen cualquier cosa, hay mucho chanta y mucho chamuyo. Y si vos no estas consciente de que es lo esperable y como se deberían hacer las cosas, te pueden convencer de hacer cosas que no tienen nada que ver. Entonces los principales problemas son el económico y la falta de información.

 

¿Qué esperas de la votación de hoy en Diputados?

De aprobarse hoy la ley tendremos un largo camino, porque las provincias luego tienen que adherir, y no sabemos qué va a pasar, porque de los legisladores misioneros solo una estaba a favor. Pero una vez que nosotras tenemos la herramienta legal es más fácil ir a reclamar el acceso. El hecho de que este penalizado también dificulta mucho el pensar en hacer un aborto, porque pensas que vas a ir presa. Entonces la legalización cambia mucho. Ya es más fácil hablar del aborto, es hasta liberador, porque no sos la única loca que piensa que las mujeres tienen que poder decidir sobre sus cuerpos, entonces es un alivio. Y de no aprobarse va a ser más difícil, porque vamos a ser más señaladas porque ya hemos hecho visible lo que pensamos.

 

¿Cómo se vivió en todo este tiempo el debate?

Nosotras en todas las actividades de género hablamos del aborto. Con la presentación del proyecto y el debate en Diputados se hizo todavía más visible que una gran parte de la población está a favor.

Nosotras lo venimos discutiendo en todos los encuentros de mujeres provinciales. Hace tres años se desdoblo el taller de salud y mujer, para tratar el tema del aborto como punto especifico. No querían hacerlo al principio porque decían que algunas mujeres no iban a venir. Pero nosotras dábamos el argumento de que las que íbamos al encuentro necesitábamos un espacio de discusión. y cuando se hizo fue mucha gente, muchas chicas jóvenes, de secundario, y fue muy bueno el intercambio.

 

¿Cómo es la educación sexual en las escuelas?

Ahora hay un programa nuevo nacional de salud y adolescencia, y llevan la información de salud sexual y reproductiva a las escuelas. Misiones también esta adherido a la ley de educación sexual integral pero no se cumple, han hecho muy pocas intervenciones sin perspectiva de género, muy orientado a las mujeres y no a los varones, no tiene debates sobre diversidad, es muy básico.

Con este programa que se está haciendo sobre todo en posadas se está llevando un poco mas de información. Y acá en Apóstoles se hacía en algunas escuelas, pero ya lo dejaron de hacer.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias