lunes 22 de octubre de 2018 - Edición Nº263
Frente de Organizaciones en Lucha » Novedades » 25 abr 2018

Luego del 18D

Militantes heridos por la represión expondrán sus denuncias

Horacio Ramos, militante del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), perdió un ojo tras ser herido por la policía en la movilización contra la Reforma Previsional el 18 de Diciembre del 2017. Hoy participará de la presentación la Comisión de Violencia Institucional en la legislatura porteña.


La Comisión de la Legislatura Porteña contra la Violencia Institucional que preside la Diputada Myriam Bregman será presentada hoy públicamente a las 16 hs en el Salón Perón. En esta oportunidad participarán con su testimonio Daniel Sandoval y Horacio Ramos, dos de los heridos por la policía tras la manifestación en contra de la Reforma Previsional del pasado 18 de diciembre.

“Queremos aprovechar esta presentación para amplificar las denuncias de las víctimas de violencia institucional, de la represión y criminalización de la protesta en el ámbito de la Ciudad” expresó el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CEPRODH) en un comunicado. Y luego agregaron que “las lesiones que provocaron las fuerzas represivas no fueron una consecuencia de  los excesos de un grupo de policías. Se trató de una política de estado que buscaba que esa represión causara el máximo daño posible. Esos crímenes no pueden quedar impunes”.

Horacio Ramos es integrante del FOL y participará de la actividad de hoy en la Legislatura. Él fue uno de los que perdió uno de sus ojos como consecuencia del impacto de una bala de goma disparada a pocos metros de distancia por parte de un efectivo de la metropolitana. A pesar de esta terrible agresión, Horacio expresó que “hubo compañeros que perdieron mucho más que un ojo, así que esto a mi no me desanima” aunque agregó que le “preocupa el tema del miedo. Que digan ‘uh no te metas, mira como quedo aquel’ porque ese es el mensaje del enemigo.

A cuatro meses de los hechos sigue tratando de acostumbrarse a su nueva realidad, ya que entre otras cosas tuvo que dejar su trabajo de años en la cooperativa de herrería y no puede hacer grandes esfuerzos físicos ni arriesgarse a le entre algo en el otro ojo. “No le tengo miedo a la muerte sino que le tengo miedo a quedar ciego, así que no me puedo exponer” expresó.

Horacio milita desde los 18 años y atravesó diferentes procesos, desde su participación en los años 80 en el Partido Socialista; su colaboración con el movimiento de casas ocupadas y con personas que estaban en situación de calle; participó en la asamblea de Almagro cuando estalló la crisis del 2001 y allí aprendió todo lo que sabe de herrería; Y finalmente en el 2010 se sumó al FOL para aportar a la capacitación laboral desde su oficio y para brindarle más herramientas en ese sentido a otras personas.

Este largo recorrido le da la firmeza de saber que para afrontar momentos difíciles lo mejor es resguardarse en “el buen oído de los compañeros” a lo que agregó “me siento respaldado por mi organización y por mis hijos”. Mantiene la expectativa en los procesos organizativos que se están dando y en que se podrá salir adelante, pero también expresó que le “da mucha rabia, porque fuimos a una manifestación y nos recibieron como si fuera la guerra. Que haya casi 10 casos de personas que perdieron un ojo demuestra una saña y una estrategia de mutilar y de amedrentar a quienes protestan”.

 

 

No fue un caso aislado, es la política de Estado

 

A partir de lo sucedido, en conjunto con María del Carmen Verdú abogada integrante de CORREPI, se presentó una denuncia por lesiones gravísimas contra el personal de las fuerzas de seguridad, el Jefe de la Policía de la Ciudad, Carlos Kevorkian; el Ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Martín Ocampo; el Secretario de Seguridad, Marcelo D’Alessandro y el Jefe de Gobierno porteño, Horario Rodríguez Larreta.

Cabe recordar que el caso de Horacio no fue el único, sino que hubo por lo menos diez personas más que sufrieron la misma lesión, mientras que muchos otros padecieron otro tipo de heridas. Algunos de los damnificados siguen reuniéndose para continuar con el procedimiento legal y las denuncias pertinentes, y también para acompañarse.

Hasta el momento la causa se encontraba paralizada, pero recientemente gracias a distintas filmaciones se pudo identificar la cara del policía agresor y el grupo en el cual se encontraba. Por lo cual ahora se tiene que instrumentar el pedido para que se proceda a identificar con nombre, apellido y cargo al efectivo, y de esta manera poder avanzar.

Es así que las organizaciones están dispuestas a continuar la lucha, ya que como expresó el FOL en un comunicado “lejos de amedrentarnos o atemorizarnos, estas situaciones hacen que redoblemos nuestra fuerza y unidad con otras organizaciones hermanas para buscar justicia, y para que tanto los responsables materiales como los políticos paguen las consecuencias que corresponda”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS