domingo 27 de mayo de 2018 - Edición Nº115
Frente de Organizaciones en Lucha » Novedades » 23 mar 2018

Editorial

A 42 años no nos han derrotado: Ni olvido, ni perdón

A 42 años de la dictadura militar, se espera otro 24 de marzo con masivas movilizaciones en las principales ciudades del país. La política represiva de Cambiemos va en aumento, por lo cual las organizaciones sociales se preparan para enfrentarla en las calles.


“Basta de Impunidad, ajuste y represión de Macri y sus cómplices” es una de las principales consignas del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, espacio que convoca a diversas organizaciones, partidos políticos y organismos de derechos humanos para organizar la movilización en conmemoración a los 30 mil detenidos-desaparecidos de la última dictadura cívico militar.

El gobierno de Cambiemos viene impulsando una política represiva que va en aumento desde su asunción, muestras de esto son: la represión durante las jornadas del 14 y 18 de diciembre en la que Horacio Ramos, compañero de nuestra organización, perdió un ojo por un impacto de una bala de goma, y este no fue un caso aislado sino que también hubo otros 5 militantes que perdieron un ojo; el enjuiciamiento y las prisiones preventivas a militantes sociales que participaron de esas movilizaciones; el asesinato por la espalda de Rafael Nahuel en Bariloche; la política represiva hacia el pueblo Mapuche y el juicio ilegal  Facundo Jones Huala; la reunión de Macri con el policía Luis Chocobar al que el presidente califico de “héroe” siendo que está procesado por asesinar a un joven por la espalda; la desaparición forzada de Santiago Maldonado y su muerte; y los múltiples casos de gatillo fácil, entre ellos el terrible asesinato de Facundo Ferreira, el niño de 12 años de Tucumán.

Cabe destacar también la continuidad de la persecución, estigmatización y violencia hacia identidades disidentes y hacia mujeres. El caso tal vez más emblemático es el de Higui, una joven lesbiana y pobre que estuvo presa por defenderse de una violación colectiva y “correctiva”, en la que hirió a su agresor. A diario se producen diferentes actos de violencia y discriminación de este tipo, que se amparan en discursos homofóbicos instalados en el común de la sociedad, en el abuso de poder de la policía, en las instituciones del Estado y en la nula existencia de políticas claras para combatir esos actos.

A su vez, el gobierno mantiene a funcionarios que reivindican la dictadura hablando de “guerra sucia” o planteando la teoría de los dos demonios, en vez de hablar de Genocidio y terrorismo de Estado. Esto les dio margen para impulsar el 2x1 a cientos de genocidas y la flexibilización de sus condenas otorgándoles la prisión domiciliaria.

El caso más polémico y repudiado fue el de la prisión domiciliaria de Etchecolatz, quien gozó durante dos meses de una estadía en su casa de Mar del Plata. Tanto la justicia como los medios hegemónicos intentaron mostrarlo como un “pobre viejito” negando los numerosos crímenes de lesa humanidad que cometió y sus vinculaciones con la segunda desaparición de Jorge Julio López. Además de dejar en una condición de terrible desprotección a los testigos y sobrevivientes que continúan declarando en los juicios contra los genocidas.

Esto despertó un gran repudio y gracias a las masivas protestas y las numerosas querellas presentadas, recientemente la justicia le revocó este beneficio. Esta sin dudas es una victoria que hemos logrado el conjunto de las organizaciones y un sector importante de la sociedad que viene dando la batalla contra la impunidad y contra el avasallamiento de nuestros derechos conquistados.

La lucha por llevar adelante los juicios contra los represores y por mantener viva la memoria de los 30.000 detenidos-desaparecidos es una pelea histórica que vienen dando principalmente los organismos de derechos humanos y familiares de las víctimas con independencia de los gobiernos de turno.  

Aun así, el camino iniciado el año pasado en las multitudinarias marchas contra el 2x1 al igual que los escraches en el Bosque Peralta Ramos (lugar de residencia de Etchecolatz en Mar del Plata) impulsados por distintos espacios políticos, demostraron que la unidad de acción es fundamental para enfrentar el terrible avance de la política represiva del macrismo. Esto no implica resignar nuestra independencia política de cualquier partido patronal ni tampoco renunciar a nuestras críticas hacia la complicidad de gobernadores y de la justicia. Cuestión que se evidencia en que muchas de las iniciativas del macrismo que son regresivas para la clase trabajadora han sido votadas por sectores del PJ y del kirchnerismo.

La lucha por los derechos humanos de ayer y de hoy tiene ahora más vigencia que nunca. Ya que en las barriadas, el gobierno de “la austeridad” nos violenta a diario reforzando la militarización contra los sectores más humildes, pero además, proponiendo bajar el déficit fiscal a costa de más despidos, cuestión que sólo beneficia a los empresarios. Con la inflación que no baja y el aumento exponencial de las tarifas de servicios básicos y de la canasta alimenticia, queda a la vista que lo único que crece es la desigualdad entre ricos y pobres en consonancia con las muertes por gatillo fácil y la política xenófoba contra trabajadores migrantes los que se les quiere cobrar la atención médica y el acceso a la educación.  

Es también así como se reproduce la violencia y el odio por una parte importante de la sociedad, y que se manifiesta en linchamientos que se llevan la vida de jóvenes pobres, como el caso de Cristian Cortez asesinado a golpes por robar un celular. En sintonía con esta tendencia el macrismo quiere reformar el código penal para aumentar así su política represiva y de mano dura.

Como organización social que lucha en los barrios y territorios más pobres del país nos es imperioso salir a la calle y ser miles para enfrentar estas políticas neoliberales y represivas que nos están aproximando a un Estado policial que avasalla nuestras libertades y derechos democráticos básicos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias