lunes 22 de octubre de 2018 - Edición Nº263
Frente de Organizaciones en Lucha » Género » 21 mar 2018

Polémica

Las fisuras en el discurso “feminista” de Cambiemos

La vicepresidenta Gabriela Michetti sugirió que aquellas mujeres que trabajan en el Estado deberían poner en juego los valores de “lo femenino” y a partir de ahí “la complementación con el hombre”


El martes 20 de marzo se organizó una reunión de gabinete ampliada de mujeres en el Centro Cultural Kirchner en donde Gabriela Michetti, acompañada de Carolina Stanley, Ministra de Desarrollo Social, y de Fabiana Túñez, titular del Instituto Nacional de las Mujeres, dio polémicas declaraciones a la prensa justificando la falta de mujeres en el Estado.

Entre sus dichos se resalta la importancia de “poner en juego los valores de lo femenino  y a partir de allí complementarse con el hombre”, lo cual deja entrever  la visión de la vicepresidenta con respecto al rol de las mujeres en el trabajo y el Estado. Además, admitió la falta de paridad en la que el gobierno se encontraría “trabajando” e insistió en que no era necesaria esta igualdad para la implementación de políticas en materia de género. "Siempre estamos muy conscientes de la necesidad de crecer en eso (respecto a la participación de mujeres en el Gobierno), ninguno te va a decir que somos los mejores representantes de la equidad. Mauricio les ha dado muchísimo lugar a las mujeres, pero somos conscientes de que tenemos que seguir creciendo en número de mujeres", afirmó respecto a las estadísticas dentro del gobierno.

Por otro lado Carolina Stanley aseguró una vez más estar en contra de la despenalización del aborto y además habló de la supuesta implementación de la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) que se estaba llevando a cabo en las escuelas. Sin embargo, hace pocos días una consultora privada de GBA reveló que sólo dos de cada diez alumnos recibían educación sexual en las escuelas de manera frecuente, mientras que el resto sólo recibía una clase, o no veía el tema en lo absoluto.

Luego, Michetti recalcó en que todas las medidas que se llevaban a cabo en materia de género eran gracias al presidente Mauricio Macri y a su reciente incorporación en el trabajo con mujeres, ya que antes provenía de sectores más “masculinos” como el automotriz y el futbol, en donde no hay mujeres en las mesas chicas de decisión. Por otro lado Macri, el domingo pasado en el programa La Cornisa de Luis Majul,  comentó que antes provenía de estos sectores y que cuando llegó al gobierno se preguntó: “¿Qué es esto de que hay que trabajar con las mujeres?”. Minutos después se definió a sí mismo como un “feminista tardío”.

El año pasado se decidió desde el gobierno recortar drásticamente el presupuesto destinado a políticas en contra de la violencia machista en dos millones de pesos, sumado a un 17% que se prevee de inflación, por lo que este año se destinará sólo un 0,28% del total de los fondos para la prevención de violencia de género. Además hay partidas que se encuentran invisibilizadas, es decir que no aparecen en el Plan de Acción Nacional (PNA), como por ejemplo, el plan de lucha contra la trata y explotación de personas y para la protección y asistencia de las víctimas, del Comité Ejecutivo, o dentro del Ministerio de Salud para el Plan Nacional de Reducción de la Mortalidad Materno Infantil.

Esto es prueba de que desde el poder ejecutivo se está tratando de dar un mensaje favorecedor sobre un tema que está latente en la agenda política y que mejoraría ampliamente su imagen. Sin embargo,  los dichos y acciones que se llevan a cabo contradicen las declaraciones brindadas  y dejan ver las verdaderas intenciones de Cambiemos. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS