sábado 18 de agosto de 2018 - Edición Nº198
Frente de Organizaciones en Lucha » Género » 13 mar 2018

Aumenta el descontento

Macri, “El feminista menos pensado” vacía políticas públicas en materia de género

Los halagos de Fabiana Tuñez hacia Macri despertaron rechazo y polémica. Un repaso por las últimas medidas del gobierno con respecto a la erradicación de la violencia de género dejan al descubierto la doble cara del discurso oficial.


El discurso emitido por el Presidente Mauricio Macri y la Directora del Instituto Nacional de las Mujeres, Fabiana Tuñez, durante el pasado paro internacional de mujeres y disidencias, despertó fuertes críticas en gran parte de la sociedad.  Desde distintas organizaciones sociales argumentan que el gobierno utiliza los reclamos históricos del movimiento de mujeres de manera oportunista y que sus políticas no se condicen con este nuevo perfil “feminista” que quieren demostrar.

Tuñez presentó al mandatario como “el feminista menos pensado” y alabó su gestión como una de las que más ha hecho en la lucha por la igualdad de género. Pero esta nueva imagen que intentan mostrar es difícil de creer si se recuerdan algunas frases y hechos protagonizados por el presidente, y sobre todo si se observa su accionar concreto en lo que respecta a políticas para erradicar la violencia hacia las mujeres.

Integrantes del Frente de Organizaciones en Lucha contaron que “hace tiempo que venimos reclamando al Instituto Nacional de la Mujer que implemente políticas concretas para acompañar a las mujeres que sufren violencia de género. Actualmente no hay ningún tipo de ayuda económica urgente para mujeres que se encuentran en alto riesgo de vida y sin recursos. Ellos dicen que no tienen presupuesto y para dar una ayuda mínima te ponen un montón de trabas burocráticas”.

A esto se le suma que las trabajadoras de la Línea 144 no dan abasto con la cantidad de llamadas que reciben por día, y además  tanto a nivel Nacional como en la Provincia de Buenos Aires, vienen denunciando la precarización laboral que sufren ya que son contratadas por 90 días bajo el convenio de empleadas de comercio o como monotributistas; por otro lado también denuncian la violencia psicológica que se ejerce por parte de las autoridades.

A su vez, Vidal había anunciado que para el 2019 se iban a construir 50 refugios en toda la provincia para alojar a víctimas de violencia de género, pero hasta el momento solo existen dos y se mantienen en condiciones edilicias y laborales muy precarias. Tampoco se implementó el Registro único de Casos de Violencia de Género (RUC) un punto muy reclamado por el movimiento de mujeres para contar con estadísticas oficiales que permitan pensar en políticas públicas eficaces y visualizar la problemática.

También es contradictorio que el gobierno anuncie un proyecto de Ley para “lograr un salario igualitario” teniendo en cuenta que la ola de despidos que vienen impulsando ha dejado a miles de mujeres en la calle y a su vez la Reforma Previsional es un golpe directo al bolsillo de muchas madres que cobran la Asignación  Universal por Hijo.

En esta misma sintonía, en el 2016 a poco de empezar su mandato, Cambiemos redujo un tercio del Programa de Educación Sexual Integral, despidió a gran parte de sus trabajadoras, y puso impedimentos para que en las escuelas se impartan estos contenidos.

“Si el gobierno quiere discutir el aborto sería muy importante también que fomente la implementación de la ESI, ya que esto es una cuestión de salud pública que debe tratarse de manera integral y brindando herramientas a las jóvenes para que puedan decidir. Nuestra consigna es educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir. Por lo tanto el gobierno incurre en una nueva contradicción al desfinanciar un programa tan importante” argumentaron militantes del FOL.

Estas son sólo alguna de las medidas que hacen que el discurso del oficialismo en cuestiones de género quede vacío de contenido; y en el contexto de la masiva movilización realizada por el movimiento de mujeres a nivel mundial el pasado 8 de marzo, los dichos de Tuñez y Macri no son otra cosa que una provocación.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias