jueves 13 de agosto de 2020 - Edición Nº924
Frente de Organizaciones en Lucha » Género » 22 jul 2020

Vera Santa Fe

Caso Rosalía Jara: continúan los alegatos

En la séptima jornada los querellantes, la doctora Carolina Walker y Matías Pautasso, están convencidos que al terminar el juicio se dictaminará una condena ejemplificadora y justa.


Por:
FOL Rosario

                  El pasado jueves 16 de julio se terminó con las pruebas de las partes acusadoras tanto de fiscalía como de querella y actualmente empezó la defensa a exponer las pruebas de los denominados testigos de concepto, dónde se presenta  la apreciación del acusado y sus actos conductuales tanto personales como de su profesión ( recordemos que Juan Valdez es docente).En horas de la tarde se llevó a cabo la inspección ocular en el lugar donde aparecieron los restos de Rosalía, para dar peso y contundencia a la hipótesis que sostiene la querella, hasta el momento no hay pruebas de descargo concreta de los hechos realizados por Valdez aquel 1 de julio, día que se vio por última vez con vida a Rosalía Jara.

          Dentro del cúmulo de pruebas son contundentes los testigos del hecho que vieron en el lugar al acusado, el auto blanco propiedad del mismo, los llamados telefónicos que se expusieron en la audiencia que coincidían con el horario del momento de la desaparición de Rosalía, cómo también el geoposicionamiento que ubica a víctima y victimario en el mismo lugar y fundamentalmente las pruebas antropológicas y forenses dónde si bien no se conoce la causa de muerte, se  probó que el golpe es inmediatamente previo a su muerte, por ende éste no cicatrizó el tiempo suficiente para que ella sobreviviera un tiempo determinado muy escaso al mismo. Esto afirma la muerte violenta que es lo que sostiene la querella y fiscalía. Así mismo los testimonios de varios policías que participaron en los procesos de investigación en relación a la personalidad de Juan Valdez que arroja como resultado un perfil de abusador sexual infantil. Todo ello en su conjunto y alineado se concluye que el acusado captaba a sus víctimas en escuelas y “seducía” a las niñas engañándolas y vulnerándolas de tal manera para mantener relaciones con ellas.

            En relevancia y con anterioridad Jara tiene causas previas de abuso sexual y otras de grooming (dónde no hubo cámara Gesell) por lo que se continuará con esa ampliación de acusación ya que hay más víctimas de Valdez por este último delito.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS