sábado 04 de julio de 2020 - Edición Nº884
Frente de Organizaciones en Lucha » Trabajo » 29 jun 2020

La Plata

Carreros movilizan a control urbano para exigir que los dejen trabajar

Denuncia que al secuestrarles las motos los dejan sin su herramienta para ganarse el pan del día. A 100 días del comienzo de la cuarentena algunos sectores están siendo llevados al ahogamiento económico.


Carreros del barrio La Unión en la ciudad de La Plata movilizarán a Control Urbano para exigir que no les retengan las motos con las que trabajan. A más de 100 días de iniciada la cuarentena hay sectores que ya no pueden sobrevivir sin salir a trabajar para ganar la comida del día, ya que en los barrios los comedores no dan abasto.

Desde las políticas que prohíben la tracción a sangre las y los trabajadores del sector han optado por adquirir una moto para poder realizar su tarea. “Salimos como podemos para poder llevar el pan de cada día a la casa, pero la policía junto con Control Urbano han comenzado a secuestrarnos las motos. Nos vemos en una situación de apriete y más en estos tiempos de necesidad” contó Victor, un cartonero de la zona.

Cabe destacar que desde el año 2018 está en debate el Código de Convivencia impulsado por el Intendente Julio Garro. Dicho proyecto provocó el rechazo de grandes sectores de la población porque más que de una reglamentación para una mejor habitabilidad, lo que plantea es una ciudad para pocos y pocas. La persecución a la venta ambulante, el ofrecimiento de sexo en la vía pública, los limpiavidrios, y los cartoneros se agrava en dicha normativa, que si bien aún no está aprobada sienta una orientación a seguir por parte de los inspectores.

En su artículo 121 dice “La selección de residuos domiciliarios, su recolección, adquisición o transporte, almacenaje, manipulación o venta en contravención a las normas reglamentarias pertinentes, será sancionado con multa de 50 a 500 módulos y/o arresto hasta 5 días. Si la selección de residuos se efectuará en lugares que la Municipalidad tenga habilitados como vaciaderos, será sancionado con multa de 100 a 2000 módulos, y/o arresto hasta 30 días”.

Desde aquel momento hasta la actualidad la persecución a las y los trabajadores de la economía informal se acentuó drásticamente. “Yo creo que nuestro trabajo es esencial y si no podemos trabajar no podemos comer, no podemos mantener a nuestras familias, nuestros hijos no pueden ir a la escuela. Yo creo que es un derecho y vamos a pelear por ese derecho y para que la policía no nos secuestre nuestra herramienta de trabajo” afirmó Victor.

Muchas personas han tenido que aguantar esta cuarentena con los 10 mil pesos del Ingreso Familiar de Emergencia, mientras que hoy la Canasta Básica para una familia de cuatro integrantes esta alrededor de 60 mil pesos para cubrir todas las necesidades. A su vez, un gran porcentaje quedó afuera del IFE por diversas trabas burocráticas. Los comedores barriales se han vuelto un servicio fundamental e imprescindible, pero ante el aumento de la demanda y la escasa cantidad de comida destinada a estos espacios, muchas veces las viandas no alcanzan para todos y todas.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS