viernes 03 de julio de 2020 - Edición Nº883
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 25 jun 2020

18 años de impunidad: el Estado es responsabl

Masacre de Pueyrredon: la lucha por el reconocimiento del trabajo de mujeres y disidencias sexuales

ellas y elles son protagonistas de los movimientos sociales y su labor es esencial en este contexto.


 

Se cumplen dieciocho años de la masacre de Avellaneda, donde los compañeros Darío y Maxi fueron asesinados por la policía, el gobierno y el estado. Este año nos vuelve a encontrar exigiendo justicia total, porque más allá de que los asesinos materiales como el comisario Alfredo Fanchiotti y el cabo Alejandro Acosta fueron condenados a cadena perpetua, los asesinos intelectuales que dieron la orden de reprimir a lxs trabajadorxs desocupadxs como Felipe Sola, hoy son parte de la estructura del gobierno nacional, siendo parte del Frente de Todos.

La crisis sanitaria y social que nos obliga a quedarnos en los barrios y no ir como todos los años al Puente Pueyrredón, lo que nos deja sin nuestra gran Asamblea Feminista y piquetera, por eso proponemos reproducirla hoy en cada barrio al calor del fuego de la olla popular. Las mujeres, lesbianas, trans, travestis, bisexuales y no binaries venimos sosteniendo los comedores, la copa de leche y las ollas populares en barrios y con lxs trabajadorxs en lucha de fábricas recuperadas. Estamos en la primera línea, en el riesgo constante, exponemos una vez más en nuestras vidas nuestros cuerpos porque entendemos que la salida es colectiva y con el pueblo organizado en cada barriada.

¡Eso que llaman amor y heroísmo es trabajo no pago!

 El estado sigue negando nuestra existencia y nuestra resistencia. Ramona, compañera que denunció la falta del servicio esencial de agua en la villa 31 en plena crisis sanitaria, murió por la desidia del estado, por la ausencia de una política realmente inclusiva para toda la clase trabajadora. Los más ricos están protegidos de todo peligro sanitario y económico, siguen teniendo cada vez mayor ganancia y el estado les absorbió el gasto del 50% del sueldo de sus empleadxs, mientras que lxs que alimentamos día a día a todas las familias del barrio estamos por debajo de la línea de pobreza. Exigimos el reconocimiento de nuestro trabajo cotidiano, con resarcimiento económico para quienes realizamos tareas en comedores, merenderos y ollas populares y aumento para todxs lxs que percibimos un salario social.

La riqueza de pocxs es la pobreza de muchxs, ¡no al pago de la deuda al FMI!, ¡impuesto a la riqueza!, ¡que la crisis la paguen los que más tienen!

 Hoy más que nunca levantamos la solidaridad de Darío y la lucha de Maxi, sólo vamos a salir de esta crisis capitalista organizándonos en cada asamblea. Exponemos nuestra salud porque así es como garantizamos un plato de comida en cada familia. Garantizando nuestra subsistencia cotidiana podemos pensar un nuevo modo de organizar nuestra vida. Solo la solidaridad y el cuidado solidario y feminista va a sacarnos a lxs trabajadorxs de esta crisis.

 

 Por el reconocimiento de las tareas de cuidado que recaen en las mujeres, lesbianas, trans, travestis, bisexuales y no binaries. ¡Tratamiento e implementación de la Ley Ramona YA!

¡Que la crisis la paguen quienes más tienen! ¡No al pago de la deuda ilegítima que cae sobre el pueblo trabajador y nos precariza más aún a las mujeres, lesbianas, trans, travestis, bisexuales y no binaries!

¡Justicia total por Darío y Maxi! ¡Juicio y castigo a los culpables de la masacre de Avellaneda! ¡Los asesinos de ayer no son ni serán los salvadores de hoy!.

¡Por un horizonte donde se construya la solidaridad feminista en cada barriada popular!

¡En el barrio, en las aulas y en el trabajo, organización y solidaridad!

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS