jueves 01 de octubre de 2020 - Edición Nº973
Frente de Organizaciones en Lucha » Comunicados » 24 abr 2020

“Nos negamos a morir por ser pobres”: exigimos testeos preventivos focalizados

Ante los primeros casos de contagio de Covid-19 en nuestros barrios, exigimos respuestas inmediatas por parte del Estado para hacer los testeos y garantizar el aislamiento correspondiente de las familias.


Desde el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) exigimos al gobierno respuestas rápidas a los casos de “coronavirus” que fueron sucediéndose en villas y asentamientos. Los test e hisopados son casi nulos y en los casos que se llevan a cabo se demoran sin ser acompañados de los aislamientos correspondientes o garantías para que las familias puedan aislarse en condiciones humanas.

El “aislamiento social, preventivo y obligatorio” no repercute en toda la población por igual, cuestión verificada con los primeros casos de “coronavirus” detectados en villas y asentamientos del país.

En las últimas horas compañeras y compañeros del FOL de la Villa 31 y el barrio 2 de abril San José en Almirante Brown recibieron el parte de infección del COVID-19. La respuesta y notificación al Estado fue inmediata por parte de la organización, pero esto no modifico la inacción de las autoridades correspondientes.

En uno y otro caso planteamos la necesidad de que se hagan test preventivos de manera urgente a todas las personas que se vincularon con las compañeras afectadas, porque en las mismas casas en las que se "aíslan", conviven de manera hacinada con muchas personas, algunas de las cuales son pacientes de alto riesgo. Los testeos servirían para que el virus no se expanda de manera dramática en los barrios, pero en muchos casos no se hicieron y en los que sí fue de manera insuficiente. En Almirante Brown, por ejemplo, nos aseguraron que no disponen de test preventivos para estos casos. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el gobierno de Larreta apenas realizó un par para una población afectada de decenas de personas.

“La epidemióloga me dijo que si no se podían aislar en una habitación solos, que al menos cuelguen una sábana del techo para dividir”, fue una de las respuestas que nos dieron ni bien solicitamos abordar el aislamiento y las familias afectadas.

En los sectores más pobres el 30% vive en viviendas precarias y el 42% no tiene conexión a la red cloacal. 6 millones de personas no tienen baño, lo tienen fuera de su casa o lo comparten con otros hogares. 1.200.000 debe acceder al agua fuera de sus viviendas. 4 de cada 10 niñes habitan en viviendas precarias y más del 50% está expuesto a la contaminación, impactando de forma directa en su salud. Todos estos datos, lo cuales empeoraron desde la pandemia, parecieran ser desconocidos por las autoridades de los distintos estamentos estatales.

Hoy nuestras compañeras de los barrios no solo son las que peor la están pasando sino que además son las que le ponen el cuerpo a los comedores populares para que la gente pueda alimentarse ante el parate de la actividad.

Plantear un protocolo y cuarentena al estilo europeo sin tener pensada una política para una población donde el 45% es pobre es un error garrafal. No nos alcanza con que nos declaren actividad indispensable, necesitamos recursos para poder garantizar los platos de comida en los barrios y medidas de seguridad para que nuestras compañeras no queden en el foco de la pandemia.

Se necesita también una ayuda económica de emergencia y asistencia alimentaria para las familias que tienen que hacer el aislamiento total obligatorio por haber estado en contacto directo con un caso positivo.

Mientras los movimientos sociales garantizamos el día a día en los barrios, los estados provinciales y el nacional definen premiar a varios intendentes con recursos, los cuales en muchos casos ni siquiera atienden a las urgencias. Los que convocan los comités lo hacen con tintes simbólicos o sin dar lugar a todos espacios de la comunidad que se encuentran enfrentando la crisis.

Si se quiere garantizar el aislamiento que se garanticen los derechos para todos y todas; que se entreguen artículos de limpieza y alimentos a los comedores populares, que se reconozca la labor de las compañeras que atienden los comedores y que se realicen test preventivos focalizados sobre los casos detectados.

Además es necesario que se forme y capacite personal para la atención que se vaya a llevar a cabo en los centros de aislamientos no hospitalarios, y que estos sean puestos en funcionamiento en la brevedad.

“Nos negamos a morir por ser pobres” por lo que seguiremos en pie de lucha planteando medidas que resguarden a nuestro sector y saliendo a la calle, cuidándonos, pero sin renunciar nunca a nuestros derechos.

 

Frente de Organizaciones en Lucha

Contactos: 

Damian 11 4947-9844

Cecilia 11 5584-7638

Marianela 11 5584-7642

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS