sábado 08 de agosto de 2020 - Edición Nº919
Frente de Organizaciones en Lucha » Opinión » 4 abr 2020

por justicia completa

A 13 años del asesinato de Carlos Fuentealba

Se cumplen 13 años del fusilamiento del maestro Carlos Fuentealba en Neuquén. Un amplio marco de organizaciones lo recordamos y seguimos exigiendo juicio y castigo a todos los responsables de su asesinato.


El docente Carlos Fuentealba salió a la ruta 22 en Arroyito, Neuquén la mañana del 4 de abril de 2007. Iba con sus compañeras y compañeros a manifestarse en el marco de una protesta por mejoras salariales que le reclamaban al gobierno provincial, en ese momento a cargo de Jorge Sobisch.

Profesor de química, tenía 40 años y todas las ganas de luchar por un cambio social. Comenzó a trabajar en el Centro Provincial de Enseñanza Media (CPEM) Nº 69 del barrio Cuenca XV, uno de los más pobres del oeste de la ciudad de Neuquén. En esa escuela fue reconocido por sus estudiantes como mejor profesor y elegido por sus compañeros como delegado sindical.  

El corte de ruta tenía el reclamo principal de un salario digno, pero también la exigencia de mejores condiciones laborales y un sistema educativo acorde a las necesidades de les niñes.

Del otro lado, las fuerzas represivas. Carros hidrantes, cientos de efectivos de la policía provincial con la orden de Sobisch de impedir que los manifestantes cortaran la ruta. Hasta que empezó la feroz represión y una persecución que derivó en el desalojo de la ruta. Las y los docentes comenzaron a retirarse y aun así los policías seguían disparando balas de goma y lanzando gases lacrimógenos.

Fuentealba recibió un disparo en la nuca efectuado con una pistola lanzagases a corta distancia por el policía José Darío Poblete. Fue trasladado a la ciudad de Neuquén, donde al otro día murió.

Hoy, debido a la cuarentena obligatoria por la pandemia del coronavirus, no se realizó la  marcha exigiendo justicia. Desde el gremio ATEN expresaron el pedido de justicia completa, que implica el accionar  judicial en las responsabilidades políticas del crimen del maestro.

Distintas organizaciones realizaron sus homenajes desde las redes sociales, al cual nos sumamos. 

  

Reproducimos

¡CARLOS FUENTEALBA, PRESENTE, AHORA Y SIEMPRE!

"Hay un maestro que no quiso ser Sarmiento. Que se sentó con un mate a compartir enseñanzas con estudiantes indígenas, pobres, hijos de trabajadores. Con los pibes y pibas que habitan el subsuelo de este mundo. Un maestro que no se propuso blanquearlos, ni cultural ni políticamente. Que no se propuso enseñarle la fantasía de una igualdad republicana, que estalla en cada una de sus vidas destrozadas por el capital y por el racismo.

Hay un maestro que se sentó a charlar de vos a vos con los olvidados y olvidadas, y les enseñó la lección de la lucha social para reinventar el mundo. Un maestro albañil, que pensó la educación como construcción colectiva. Ladrillo a ladrillo se conoce. Ladrillo a ladrillo la palabra nos va haciendo humanas y humanos. Ladrillo a ladrillo levantamos los sueños. Y los sueños que levantamos como laburantes, los defendemos con nuestra lucha, tan colectiva como la construcción.

Hay un maestro que salió a cortar las rutas. Un maestro que fue volteado en la ruta por un escopetazo. Un maestro que salió a luchar por la educación. Un maestro que no se conformó con enseñar en el aula, y supo enseñar en la lucha, a cielo abierto. Un maestro querido por los estudiantes y por sus compañeras y compañeros educadorxs. Querido por compa. Querido por ser buen tipo. Querido por su integridad, por su coherencia, por su ejemplo.

(...)

El maestro obrero, socialista, sindicalista, piquetero. El Fuentealba que no es sarmiento, que es semilla y raíz. El tipo del mate y la sonrisa. El que sigue marchando con nosotras, con nosotros. El que quedó en la ruta. El que se sembró en nuestro corazón. El Fuentealba presente, ahora… y siempre!"

Claudia Korol

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS