lunes 06 de abril de 2020 - Edición Nº795
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 21 feb 2020

Neuquén

Crisis habitacional: intentan desalojar a 2000 personas

Ya son aproximadamente 70.000 las personas que no cuentan con una vivienda en toda la Provincia. Centenas de familias tomaron tres terrenos a los alrededores de yacimientos petrolíferos y de gasoductos ante la falta de respuestas del gobierno.


A fines de enero se llevó a cabo la toma de terrenos en zonas linderas a la Autovía Norte, en terrenos públicos fiscales de la ciudad de Neuquén. Se trata de tres tomas distintas, la más grande es la que se encuentra en ambos lados de Casimiro Gómez, una de las calles principales, seguida de Pluspetrol, un terreno que se encuentra sobre gasoductos y pozos de petróleo, y una última mucho más chica en donde residen sólo 17 familias. Gran parte de quienes iniciaron la toma ya se encontraban inscriptos en el listado de vivienda social provincial, y no habían recibido respuesta del Estado.

Pocos días después, se dictó una orden de desalojo de parte de fiscalía, por lo que todos los terrenos fueron rodeados de policía. A su vez, una orden judicial impide el ingreso de materiales de construcción, así como agua o comida al terreno. Actualmente, las familias se encuentran viviendo en condiciones de precariedad extrema, en carpas y sin acceso a alimentos para no abandonar sus parcelas. También son varias las mujeres embarazadas que se encuentran asentadas allí junto a niños pequeños.

“La realidad es que le estalla al intendente  Mariano Gaido, y desnuda que no hay planificación. Es una ciudad donde, según datos de la Provincia de Neuquén, casi  40 familias se asientan por día”, afirmó Diego, militante del FOL.  Actualmente en la provincia 70.000 personas no cuentan con una vivienda propia, mientras que en la capital se trata de 32.000, es decir casi la mitad se concentra allí. El 10% de la población provincial se encuentra viviendo en terrenos tomados ante esta grave crisis habitacional.

Desde el FOL en Neuquén, son varios y varias las compañeras que sufren este déficit y que actualmente se encuentran en la toma. Para quienes ganan un salario equivalente a la canasta básica, pagar un alquiler requiere el 50% de los ingresos, mientras que para quienes trabajan en cooperativas es totalmente imposible de costear. Para muchos habitantes se trata de una cuestión de alquilar o comprar alimentos.

Es por esto que desde los “10 puntos para salir de la crisis” del FOL se propone que se realice de manera urgente un plan de obras públicas para resolver el problema de la vivienda con control popular. También, que de ello se asigne un 25% para la autogestión de los vecinos, las cooperativas de trabajo y las organizaciones sociales, para que puedan construir sus propias viviendas y así generar más empleo. Sin embargo, el gobierno sigue haciendo que la inversión pública esté en manos del negocio inmobiliario y no proyecta un plan de construcción de viviendas sociales eficiente para brindar a estas familias una vivienda digna.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS