domingo 23 de febrero de 2020 - Edición Nº752
Frente de Organizaciones en Lucha » Regionales » 31 ene 2020

Continúa la impunidad

A 11 años de la desaparición de Luciano Arruga familiares y amigos exigen justicia

Durante la tarde del sábado se llevará a cabo una movilización desde Lomas del Mirador y luego se proyectará la película “¿Quién mató a mi hermano?”.


Luciano Arruga tenía 16 años cuando desapareció el 31 de enero de 2009 en Lomas del Mirador. Volvía de la casa de su hermana Vanesa cuando fue detenido por un patrullero, cerca de la una de la madrugada: lo requisaron, y lo dejaron ir. Sin embargo, unas cuadras más adelante, testigos vieron cómo era golpeado y metido a la fuerza en el coche. 5 años y 8 meses más tarde lo encontraron enterrado como NN en el Cementerio de Chacarita. Hoy, familiares y amigos luchan para que la causa avance y deje de encubrirse a los funcionarios tanto de la bonaerense como del poder judicial que la estancó.

Un año antes de ser desaparecido, Luciano le había contado a su madre, Mónica, que un policía le había ofrecido “trabajar con él”. Meses más tarde lo detuvieron y golpearon en el destacamento de Lomas del Mirador, luego de  adjudicarle el robo de dos celulares. Inmediatamente después de ese episodio, dejó de salir de noche por miedo a cruzarse nuevamente a estos oficiales. Desde el primer momento, Vanesa sabía quiénes habían sido los culpables, e incluso un peritaje en el destacamento de Lomas demostró que Luciano había estado allí.

Durante la primera etapa, la causa estuvo caratulada como “averiguación de paradero”. En ese momento, se encontraba a cargo de las fiscales Roxana Castelli y Cecilia Cejas Martín, y del juez Gustavo Banco. A lo largo de cuatro años, rechazaron el hábeas corpus presentado por Vanesa, pincharon los teléfonos del entorno de Luciano de manera oculta y delegaron la investigación a la misma Policía Bonaerense. Hace seis años, familiares exigen un jury de enjuiciamiento por encubrimiento a los culpables.

Al día de hoy, sólo uno de los ocho policías acusados tiene una condena firme.  En 2015 se enjuició al teniente Diego Torales por las torturas contra Luciano, a quien finalmente le dieron diez años de prisión. La acusación a las fiscales y al juez, dependen de la decisión del Presidente de la Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, el Dr. Eduardo Néstor De L'azzari, ya que tanto la Comisión Bicameral de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios de la Provincia como la Procuración General de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia decidieron no acompañarla.

Es por esto que el 1 de febrero se realizará una marcha en memoria de Luciano, y exigiendo que la causa avance en estos dos sentidos. La concentración se realizará a las 17 horas en Mosconi y General Paz. Finalmente, a las 20:30 se proyectará la película “¿Quién mató a mi hermano?” en la Plaza Luciano Arruga.  

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS