jueves 12 de diciembre de 2019 - Edición Nº679
Frente de Organizaciones en Lucha » Novedades » 3 dic 2019

Balance de la gestión Cambiemos

Represión y criminalización de la protesta: una política de Estado

Estas estrategias, utilizadas por todos los gobiernos, se han profundizado durante el gobierno de Mauricio Macri con el objetivo de acallar la conflictividad social.


Estos cuatro años de gobierno macrista se caracterizaron por una profundización de medidas regresivas para las grandes mayorías tanto en lo económico y lo social. Esto se garantizó y fue posible gracias a la utilización de la represión, la criminalización de la protesta, la persecución a dirigentes sociales y el armado de causas judiciales como política de Estado.

Si bien estas son estrategias a las que han recurrido todos los gobiernos elegidos democráticamente luego de la dictadura, según un informe de Correpi (Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional) el mandato de Macri ha sido el más represivo desde el `83, con una cifra de un asesinado cada 21 hs.

Hasta el momento la utilización de herramientas como las detenciones arbitrarias en movilizaciones sociales; el armado de causas con el único objetivo de amedrentar y perseguir a activistas sociales; la represión directa con el saldo de muertos, como en fue el caso de Rafael Nahuel o la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado; y las y los heridos de gravedad tras las intensas manifestaciones en contra de la Reforma Previsional en diciembre del 2017, han sido una constante durante el gobierno de Cambiemos.

Según el “Informe sobre represión y criminalización de la protesta social en la Argentina (2016 – 2018)” del Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma, en ese periodo se registraron 234 casos de represión, de las cuales el 54% fueron dirigidos a sectores de trabajadores y trabajadoras y a sus dirigentes; En materia de detenciones arbitrarias se vieron afectadas alrededor de 1452 personas, donde la mayoría fueron miembros de organizaciones sociales (43%); Por último se armaron 661 causas penales entre enero del 2016 y diciembre del 2018.

El Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) expresó haber vivido esto en carne propia, sobre todo en materia de judicialización de sus reclamos, como así también algunos casos de detenciones arbitrarias. Estos a su vez, se han dado en provincias donde lidera tanto el macrismo como el peronismo kirchnerista, lo cual habla de una lógica que forma parte del aparato del Estado, pero que en el contexto actual encuentra un aval mayor en expresiones de figuras relevantes como Patricia Bullrich e incluso del propio Mauricio Macri.

Algunas de las situaciones más recientes son la de los dos delegados en Santiago del Estero, donde el gobierno de Gerardo Zamora los inculpó por “atentado al orden público” tras haber realizado una movilización pacífica desde distintos puntos de la provincia hacia la capital para reclamar por cuestiones básicas como trabajo, salud, educación y acceso al agua potable. Ante la falta de pruebas y la inconsistencia absoluta de la causa, debieron bajarle la caratula y actualmente se encuentra en proceso.

Otro de los casos se produjo en Mendoza, luego de que el frente de lucha compuesto por el FOL, el Frente Popular Darío Santillán, FPDS Corriente Nacional, Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (SUTE) y las Asambleas por el Agua, cortaran por una hora el acceso a la ciudad en el marco de una jornada nacional de protesta contra las políticas económicas impuestas desde el FMI. Tras dicha manifestación fueron imputadas 11 personas de las distintas organizaciones, siendo afectadas dos militantes del FOL.

“Durante esa jornada hubo un montón de irregularidades, una de las compañeras imputadas no estaba en la jornada, llegó después, pero como es la que lleva adelante las negociaciones a nivel provincial también le armaron causa” contó Ernesto, militante del FOL Mendoza, quien además señaló que el gobierno de Cornejo aplica un Código Contravencional ultra represivo que tuvo como hito la última represión en la movilización en apoyo al pueblo chileno donde hubo 25 detenidos e imputados.  

La misma movilización en Capital Federal dejó como saldo 6 personas detenidas también de manera arbitraria, dentro de las cuales había dos integrantes del FOL zona sur. Las y los militantes debieron pasar toda la noche en la comisaría y fueron liberados a la tarde del día siguiente.

De esta manera, desde la organización remarcaron que a lo largo de estos últimos años fueron múltiples las imputaciones contra referentes del espacio, tales como las sucedidas en La Plata tras el reclamo de las cooperativas municipales por aumento salarial, o en Río Negro a raíz del acompañamiento por parte de los referentes de la zona hacia las trabajadoras de limpieza de la Universidad Nacional de dicha provincia. A su vez, también destacaron que durante la represión del 18 de diciembre del 2017 dos compañeros sufrieron heridas graves en sus ojos por balas de goma, y uno de ellos perdió un ojo por completo.

Frente al panorama actual de latinoamericana, que nos muestra por un lado potentes manifestaciones populares como la de Chile, Colombia y Ecuador; y por otro lado el golpe de Estado en Bolivia apoyado por EE.UU y caracterizado por un racismo terrible y por la violación a los derechos humanos, cabe la pregunta acerca de cómo se desenvolverá la conflictividad social en Argentina y qué respuestas dará el próximo gobierno.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS