lunes 18 de noviembre de 2019 - Edición Nº655
Frente de Organizaciones en Lucha » Opinión » 8 nov 2019

Desde abajo

10 PUNTOS PARA SALIR DE LA CRISIS

Frente a la afirmación de los de arriba de que no existe otra alternativa que profundizar el ajuste, desde el FOL proponemos ejes de lucha en favor de la clase trabajadora


Ante la enorme y renovada crisis que estamos viviendo, el Gobierno nos dice que “no hay alternativa” a la solución que buscan imponer, que consiste en ajustar a les de abajo y favorecer a les de arriba, argumentando que solo elles pueden invertir en producción y generar empleo. Por otro lado, quienes gobernaron hasta hace poco prometen salvar nuestro país, olvidándose del que dejaron.

Nada más falso. Les de abajo podríamos sacar adelante el país, si tuviéramos el poder obrero y popular necesario para llevar adelante un programa radicalmente distinto y acorde a los intereses de las grandes mayorías.

Podemos construir un plan nacional que vuelque los ingresos en inversión productiva e infraestructura social. Les trabajadores tenemos la capacidad de dirigir y organizar la producción en todos los ámbitos de la vida; Como así también manejar las inversiones, en función de nuestras necesidades y no de la especulación.

Con algunas medidas económicas y políticas como el no pago de la deuda externa, el aumento de impuestos a los/as ricos/as, el fin de la corrupción y la participación directa del pueblo trabajador en el ejercicio del poder, podemos tomar medidas urgentes que nos hagan salir de esta crisis económica. Para que esto sea posible tenemos que socializar las riquezas y el poder, y proponer una salida propia.

 

1 - POR TRABAJO CON TODOS LOS DERECHOS

La mayoría de les trabajadores del país realizamos la jornada de 8 hs diarias pero nuestro sueldo no supera la línea de pobreza. Esto hace que pasemos toda nuestra vida viviendo de forma precaria: pensando si llegamos a fin de mes, buscando precios, preocupándonos porque no tenemos obra social y porque la jubilación es una miseria.

Otros sectores trabajan 12 hs pero tampoco les alcanza a fin de mes, y para colmo no tienen ni tiempo de vivir; A esto lo vemos como una forma de esclavitud moderna. Por su parte, una gran porción de la población vive con programas sociales que no llegan a la canasta básica.

Por eso tenemos que luchar por trabajo con todos los derechos, generando trabajo genuino y verdaderos planes de obras públicas en nuestros barrios, pueblos y ciudades.

 

2 - EN DEFENSA DEL EMPLEO

No queremos vivir de arriba, exigimos el derecho a ganarnos la vida trabajando, y para esto los recursos de la sociedad deben poner al servicio de la generación de puestos de empleo.

Por eso, es fundamental defender cada fábrica ante un inminente cierre; poner a producir la tierra ociosa; exigir al Estado que garantice que las cooperativas lleven adelante el 25% de la obra pública y de los servicios, como así también que se compre el 25% de lo que producimos; Conocer los números que manejan las empresas para evitar maniobras vaciadoras; reclamar que se prohíban los despidos, ya que la tecnología no puede ser excusa para reducir empleo, sino que por el contrario ésta debe servir para reducir la cantidad de horas de trabajo y generar nuevos puestos con turnos de 6 o 4 hs por el mismo salario.

 

 

 3 - AUMENTO SALARIAL DE EMERGENCIA  

Hay que exigir un Salario Mínimo, Vital y Móvil igual a la Canasta Básica Familiar y la defensa del 82% móvil para les jubilades. Debido a la especulación de les grandes comerciantes, la inflación alcanzará alrededor el 55% en 2019, y los aumentos son más elevados en el caso de los alimentos básicos, llegando hasta a un 60%. En todos estos años nuestros salarios vienen perdiendo capacidad de compra, no se puede vivir en estas condiciones.

 

 

4 – POR TIERRA Y VIVIENDA

Es urgente un plan de obras públicas para resolver el problema de la vivienda con control popular y la asignación del 25% para autogestión de vecines, organizaciones y cooperativas. A su vez es urgente expropiar las tierras ociosas porque somos millones les que a pesar de nuestro esfuerzo laboral durante años no logramos acceder a un lugar digno donde vivir. Pasamos nuestros días hacinades en viviendas precarias, alquilando a altos precios, en inquilinatos y sufriendo la especulación inmobiliaria y la complicidad del Estado. A su vez, millones de personas en las ciudades y en el campo no tienen acceso a la tierra.

Por otro lado los pueblos se van despoblando, y en las ciudades el suelo se mercantiliza, el cemento arrasa con la naturaleza y la vida. La inversión pública es puesta a disposición del negocio inmobiliario, relegándonos a vivir en las peores zonas, sin acceso a los servicios básicos y sufriendo la contaminación y las inundaciones.

 

5 - ANULACIÓN DEL TARIFAZO y URGENTE MEJORA A LOS SERVICIOS PÚBLICOS

Exigimos la anulación de los tarifazos y volver a los valores de noviembre del 2017.Los grandes aumentos están siendo un duro golpe a nuestro nivel de vida. Además, los servicios son cada vez más caros pero su calidad no mejora y cada vez explotan más a sus trabajadores/as. Es decir que es un robo, ya que mientras tanto las empresas tienen ganancias millonarias que se las llevan a otros países.

Por su parte, el gobierno sigue bajando el dinero destinado a servicios como la salud y la educación. Los hospitales y escuelas se caen a pedazos, se necesita un gran plan de obras públicas que las levante y la construcción de un sistema de salud y educación que ponga en el centro a los seres humanos y no a los intereses de las empresas privadas.  

 

 

 

6 - NO AL PAGO DE LA DEUDA EXTERNA

Las riquezas que producimos en el país deben utilizarse en beneficio de las necesidades del pueblo trabajador y para poner a andar la economía. La deuda externa está diseñada por el FMI para dominarnos y su objetivo no es que la paguemos toda porque de esa manera pueden mantenernos dependientes con un lazo en nuestro cuello.

Pese a esto, en el presupuesto 2019 se definió que se destinarán 20 mil millones de dólares para pagarla, a costa del hambre y la pobreza de nuestro pueblo. Con ese monto se podrían pagar 70 millones de salarios mínimos. Además sabemos que en el 2020 no alcanzará el dinero para pagarla y que eso traerá como consecuencia más ajuste.

La deuda externa ha sido y es un negocio de gobernantes y empresaries. Ya con la que contrajo Rivadavia en 1822 se robaron el 40% y se tardó 70 años en pagar. Desde la dictadura de 1976 la deuda se incrementó exponencialmente y el dinero fue utilizado para estafas especulativas y para sostener los planes económicos que privilegian al gran Capital.

 

7 – RECUPERACIÓN DE NUESTROS BIENES ESTRATÉGICOS

Para llevar adelante un plan económico que represente a la mayoría de la población trabajadora hay que recuperar el manejo de los ahorros (bancos), de lo que se exporta (comercio exterior, puertos y barcos); de la tierra y el agua que crecientemente está en manos de grandes pulpos económicos; recuperar el transporte y los trenes que son las grandes arterias de comunicación nacional y son la forma más eficiente y ecológica de integrar a todo el territorio; y controlar por nosotres mismes la energía que producimos.

Hoy en día, estos principales mecanismos económicos están en manos de grandes capitalistas internacionales y de funcionaries que actúan en su servicio. No hay forma de sostener las industrias si permitimos el avance de los productos extranjeros que generan el cierre de las fábricas; no hay forma de controlar la producción agrícola si no controlamos el agua y la tierra;

Nuestro país cuenta con grandes recursos naturales, que debemos entenderlos como bienes comunes, no privados. La Naturaleza nos ha brindado buena tierra, agua, minería y energía que se la apropian les capitalistas dejando contaminadas todas las comunidades. Con una inversión eficiente planificada democráticamente podemos contar con energía, alimentación barata y sustentable ambientalmente. Y al mismo tiempo podemos generar un excedente que sea reinvertido para dar mejores servicios.

 

 

8 - IMPUESTOS A LOS RICOS

Tenemos que cambiar de manera urgente el sistema impositivo del país. Bajo el principio: “paga más el/la que tiene más”.

Durante años, les grandes capitalistas, políticos/as y jueces/juezas se las han arreglado para pagar muy pocos impuestos y fugar los dólares. Les trabajadores terminamos pagando la mayoría de la recaudación a través del IVA. Es público que hay más de 400 mil millones de dólares producidos en la Argentina que se han fugado a otras partes del mundo, a los llamados paraísos fiscales.

 

 

9 - BASTA DE CORRUPCIÓN, por una nueva política honesta y participativa

La verdadera fuente de poder y decisión tiene que estar en los lugares donde vive, trabaja y estudia el pueblo; la política y las decisiones se tienen que construir desde abajo hacia arriba.

Para esto tenemos que poner todo patas arriba, ya que las reglas de funcionamiento del sistema político ayudan a la corrupción y a las mafias, y les que gobiernan, legislan y juzgan se encuentran alejados del pueblo. 

Los/las políticos/as se atornillan a los cargos para beneficiarse económicamente y se unen con empresaries, con el poder judicial y con las fuerzas de seguridad para frenar las protestas y construir redes de complicidad que les protejan. Van pasando los años y cada vez es más claro el robo de estos sectores, pero pocos/as están presos/as. Todo este entramado lleva a la desconfianza y la no participación porque “son todes iguales”.

Cualquiera que se proponga un cambio tiene que combatir la corrupción y cambiar la política desde abajo. Los sueldos de los/las políticos/as deben ser acorde a lo que gana cualquier trabajador/ar, y tiene que haber revocabilidad en los mandatos, para recuperar la confianza en la política.

 

 

10- POR EL RECONOCIMIENTO DE LOS DERECHOS DE MUJERES Y DISIDENCIAS

Las mujeres y disidencias existimos y resistimos. Tenemos que luchar en contra de la feminización de la pobreza y por el reconocimiento económico de las tareas del hogar, de cuidado y de crianza.

Las mujeres, trans, travestis, lesbianas, bisexuales, pobres y migrantes somos quienes más sufrimos esta crisis. Para nosotres siempre es más difícil encontrar un trabajo con un sueldo que no esté por debajo de la línea de la pobreza, es decir que no sea precario. Las tareas de cuidado y limpieza no solo no son reconocidas y remuneradas, sino que absorben la totalidad del tiempo para acceder a un trabajo fuera del hogar, estudiar, descansar, etc.

Nuestros cuerpos, productores de la fuerza de trabajo, están siendo violentados a través de la falta de atención médica, falta de educación sexual y salud reproductiva. Siguen negándonos el derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

A pesar de ser les que peor vivimos en cada crisis, también somos les que más luchamos, quienes organizamos en nuestros barrios cada copa de leche y quienes la peleamos día a día para llevarle el pan a nuestros pibes y pibas. ¡Queremos salir de la crisis con mayor equidad de género!

 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS