lunes 18 de noviembre de 2019 - Edición Nº655
Frente de Organizaciones en Lucha » Novedades » 28 oct 2019

Elecciones 2019

Alberto Fernández es el nuevo presidente, pero los reclamos continuarán con fuerza en las calles

Tal como expresaron mediante una carta dirigida al mandatario recién electo, algunos sectores de los movimientos sociales, de mujeres y disidencias no abandonarán las protestas bajo ningún gobierno ni circunstancia.


Con el escrutinio provisorio casi finalizado, el triunfo de Alberto Fernández y Cristina Kirchner se materializó en primera vuelta con el 48,10% de los votos contra el 40,38% de Mauricio Macri. Mientras tanto, en la provincia de Buenos Aires el economista Axel Kicillof le ganó a la actual gobernadora María Eugenia Vidal, con el 52,28% contra el 38,39%.  

Si bien los resultados eran los que se preveían, las elecciones tuvieron algunas sorpresas debido a que la diferencia que sacó la fórmula del Frente de Todos a nivel presidencial con respecto a Juntos por el Cambio fue menor a la esperada. Esto habla de un mejoramiento en la imagen de Mauricio Macri quien recuperó más de 2 millones de votos luego de las PASO.

De esta manera, Cambiemos deja la presidencia con casi 10 millones y medio de votos, cuando en el 2015 había ganado con 8 millones; es decir que gran parte de la población sigue eligiendo un modelo de país para unos pocos y acomodados. Al poco tiempo de conocerse los resultados, el gobierno profundizó el límite para la compra de dólares por parte de personas individuales, pero no así para las grandes empresas que son las que realmente pueden mover la vara de la suba del dólar.

A su vez, otro resultado inesperado fue el de Julio Garro en la intendencia de La Plata. El candidato de Cambiemos había perdido por 10 puntos en las PASO contra las distintas candidaturas del Frente de Todos, en la cual Florencia Saintout llevaba la cabecera. Pero el actual intendente logró dar vuelta el resultado lo que habla de una fuerte corte de boleta a su favor.

Garro, había hecho una fuerte campaña en donde se lavaba de manera evidente la identidad de Juntos por el Cambio y aparecía su imagen con el slogan “Me importa la ciudad, no tu partido”. Por lo cual resta ver como se desempeñará de aquí a futuro teniendo en cuenta que ya no tendrá el respaldo a nivel provincial ni nacional.

En el caso de la provincia de Buenos Aires, la diferencia entre Kicillof y Vidal fue casi la misma que la de las PASO, y así terminó de desplomarse por completo la idea de que la mandataria era una de las referentes políticas con mejor imagen. De todas maneras, cabe destacar que con respecto a las elecciones del 11 de agosto pasados, recupero 300 mil votos.

El escenario polarizado al extremo hizo que la izquierda disminuyera su caudal de votantes con respecto a las PASO, e incluso también en comparación con las elecciones del 2015. Estos resultados no le alcanzarían para renovar la banca de la diputada Nathalia Gonzalez Seligra, por lo cual solo mantendrían su cargo Nicolás del Caño y Romina del Pla. Mientras tanto, Myriam Bregman, candidata de CABA por el FITU tampoco llegó a conseguir los votos necesarios y quedó fuera del parlamento.

Pese a las esperanzas que gran parte de la población depositó en Alberto Fernández, un sector amplio de los movimientos sociales reafirmó que mantendrá su presencia en las calles y profundizarán los reclamos reivindicativos debido a que el país se encuentra atravesando una de las peores crisis después del 2001.

El FOL mediante una carta presentada luego de las elecciones primarias explicó que “no es posible resolver seriamente, y con algún alcance histórico, los padecimientos estructurales de las capas más postergadas de nuestro pueblo, la pobreza y la desocupación que se extienden como epidemia entre trabajadores y trabajadoras, sin afectar en ninguna medida los privilegios eternos de los sectores más poderosos y concentrados de la economía”.

De esta manera, instaron al nuevo presidente a escuchar los reclamos básicos que vienen llevando adelante, ya que como afirman “La deuda es con el pueblo, no con el FMI”. Este planteo va dirigido a remarcar que Alberto Fernández buscará la forma de devolver los millones prestados por el organismo internacional y esto necesariamente implicará una profundización del ajuste contra el pueblo trabajador, que ya inició Macri.

Las reivindicaciones que seguirán levantando los movimientos sociales bajo cualquier gobierno tienen que ver con la ruptura de relaciones con el FMI en primera instancia y la inmediata creación de puestos de trabajo a través del compre social a las cooperativas, de planes de construcción de viviendas populares y urbanización de barrios; tarifas sociales para los servicios y transporte; Universalización de los programas de empleo y aumento de las jubilaciones; y el reconocimiento de las tareas de cuidado llevadas a cabo por las mujeres e identidades disidentes, como así también el reclamo histórico por más presupuesto para combatir la violencia de género.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS